Yermín Mercedes: el hombre del momento

Su debut en las Grandes Ligas se tomó su tiempo y no fue hasta los 28 años cuando tuvo la oportunidad de jugar a diario, lo que está sucediendo en estos momentos con los Medias Blancas de Chicago.

Y su impacto ha sido profundo. Hizo historia al conectar ocho hits en sus primeros ocho turnos al bate como titular de un partido y amaneció el viernes como líder de bateo de las Grandes Ligas, con .556.

En una entrevista hace unos días, su padre Yermín reveló que su hijo estuvo cerca de abandonar el juego por lo que entendía eran faltas de oportunidades.

Pero hoy por hoy es la figura del momento de los Medias Blancas, el Yerminator, y el pelotero favorito de la fanaticada de Chicago.

El jueves conectó un cuadrangular de 485 pies que tiene categoría de histórico, el tercer más largo en la historia del Guaranteed Rate Field, casa de los Medias Blancas.

“Me siento muy bien, pegué el tercer jonrón más largo en el estadio de los Medias Blancas y eso me hace sentir bien”, comentó Mercedes.

La atención que está generando es algo que Yermín había esperado y tras jugar el primer partido en casa de la temporada, dijo haber recibido el cariño del público.

“Los fanáticos quieren saber de mí y eso me gusta, que haya gente apoyándome y que quieran que me vaya bien. Cada vez que estuve en el plato, sentí el cariño de los fanáticos gritando Yermín. Me estaba divirtiendo y cuando uno se está divirtiendo, las cosas salen bien. Ese es Yermín, ese soy yo”, indicó.

Dijo, además, que en el estadio se encontraba su padre, su hermano y otras personas cercanas a él.

“Mi papá, mi hermano, algunos amigos cercanos estuvieron en el estadio, había unas ocho personas mías en el estadio, aplaudiendo y pujando por mi”