Viuda de Antonio Imbert Barrera exige a Sonia Valenzuela retractarse de acusaciones

La viuda de Antonio Imbert Barrera, uno de los antitrujillistas que participó en la muerte del tirano el 30 de mayo de 1961, conminó a la luchadora de la guerra de abril Sonia Valenzuela a retractarse de sus declaraciones el pasado fin de semana en las que acusa al militar de haber ordenado la muerte de las hermanas Mirabal el 25 de noviembre de 1960.

En el texto siguiente la carta íntegra enviada a Diario Libre de Giralda viuda Imbert y los hijos de ambos en la que exigen a Valenzuela a retirar su acusación:

Santo Domingo, D.N.

12 de abril de 2021

Señora

Sonia Valenzuela

Ciudad

Señora Valenzuela:

Nos dirigimos a usted con relación a sus declaraciones en video realizada por la periodista Marisol Aquino y publicadas en la edición digital de Diario Libre del día 10 de abril de este año.

Es penoso que usted haga declaraciones tan desafortunadas acusando al Héroe Nacional Antonio Imbert Barrera del asesinato de las Mirabal. Más aun cuando sus declaraciones y defensas descansen en un libro de uno de los esbirros de Trujillo y que usted le da más validez a las declaraciones del señor Alicinio Peña Rivera, que a los hechos reales de ese momento.

Es improcedente que usted antes de hablar y hacer declaraciones públicas falsas e infundadas, como las que acaba de hacer, acusando a una persona que no puede defenderse porque está muerta.


Le aclaro señora Valenzuela, Antonio Imbert fue Gobernador de Puerto Plata en los años 1947-1949 y cuando la invasión de Luperón fue destituido por enviar un telegrama salvando la vida de los sobrevivientes de esa gesta heroica al poner por escrito que habían sido capturados “vivos”. Como verá, el dejó de ser Gobernador de Puerto Plata más de una década y muy lejos del 1960. Ya Antonio Imbert vivía desde 1953 en Santo Domingo y era Administrador de la empresa Mezcla Lista.

Le pido se retracte públicamente, así como usted ha tenido la desfachatez de acusarlo de un asesinato que no cometió y que todo el mundo lo sabe; porque hasta la propia familia de las Mirabal lo han dado a conocer, a través de cartas, que ninguno de los hermanos Imbert Barrera habían, ni pudieron haber cometido ese hecho tan horrendo. Segundo Imbert preso en la Victoria y Antonio Imbert viviendo desde 1953 en la capital. Le anexo copia de una carta del Sr. Oscar Grullón, compañero de Segundo Imbert Barrera en la cárcel de la Victoria y de Minou Tavares Mirabal sustentando la inocencia tanto de Segundo como de Antonio Imbert Barrera.

Es lamentable que personas resentidas y desfasadas distorsionen la verdad de los hechos y por ende de la historia. Le reitero mi solicitud de que se retracte señora Valenzuela, estamos dispuestos a ponerle un freno a personas como usted, desaprensivas, que desbarran, asegurando mentiras, para defender lo indefendible.

Giralda Vda. Imbert e Hijos