Video | Se cumplen 20 años del día en que el lanzador Randy Johnson deshizo una paloma

Randy Johnson es recordado por muchas hazañas en su carrera de Grandes Ligas. Pero este 24 de marzo permanece como un día icónico que es tenido en cuenta año por año, por considerarse el “no pitch”, el lanzamiento que hizo el zurdo un 24 de marzo de 2001 y que obliga a fijar la atención en ese hecho, más allá de sus cinco premios Cy Young, sus 4,875 ponches, su juego sin hits en 1990 y su juego perfecto en 2004.

En esa ocasión, un pitcheo de Johnson, de los Diamondbacks de Arizona a Calvin Murray, de los Gigantes de San Francisco nunca llegó al plato, al golpear a una paloma que se atravesó en la trayectoria del lanzamiento.

El público suspiró al ver cómo se esparció la pluma del ave frente a Johnson, que no lo podía creer y el receptor Rod Barajas. Según expertos, la especie se trata de una paloma mañanera.

El hecho ocurrió durante la séptima entrada de la victoria del equipo de los Diamondbacks por 10-6 contra los Gigantes.

La trayectoria de la bola iba a tres cuartas partes del camino antes de llegar al plato, cuando golpeó al ave. “Estoy sentado ahí esperando, y espero atrapar el lanzamiento, y todo lo que ves es una explosión” de plumas, dijo Barajas en esa ocasión.

El segunda base de los Gigantes, Jeff Kent, recogió el pájaro muerto con sus propias manos y, en broma, señaló a Johnson antes de llevarlo al dugout.

“No pensé que fuera tan divertido”, dijo Johnson.

No es el único incidente con una especie animal en un parque de béisbol. El 4 de agosto de 1983, el jardinero de los Yanquis de Nueva York, Dave Winfield mató a una gaviota en Toronto con un tiro de calentamiento. La policía de Ontario lo acusó de crueldad animal, aunque el cargo fue retirado más tarde.

“Esto fue un poco más dramático”, dijo el mánager de Arizona Bob Brenly. “Puedo decir honestamente que nunca había visto eso antes”.