Video | Francisca Lachapel explota por las criticas a su peso y vestimenta a raíz de embarazo

Afirmó que ha estado a punto de dejar las redes sociales para luego regresar cuando nazca su bebé y tenga el peso normal

Indignada y triste. Así se mostró la presentadora de televisión Francisca Lachapel por las constantes criticas que ha recibido durante su embarazo.

Por esta razón se desahogó en las redes sociales y afirmó que ha estado a punto de dejar las redes sociales para luego regresar cuando nazca su bebé y tenga el peso normal.

La conductora de “Despierta América” aseguró que, contrario a otras mujeres que solo les crece la pancita, ella no es la embarazada perfecta. “¡Ya basta!” se quejó sobre comentarios negativos.

“He estado leyendo algunos comentarios en las redes sociales y páginas que han escrito notas basadas en mis looks, en como me veo, y en como he subido de peso. Me han escrito cosas como que estoy gorda, que el embarazo no me sienta muy bien, de que ahora me visto como una vieja, de que tenga cuidado; un sinnúmero de cosas, y no solo lo han escrito, también personas me lo han dicho en mi cara”, expresó la famosa criolla en un largo video de unos 10 minutos colgado en su cuenta de Instagram.

La comunicadora dominicana radicada en los Estados Unidos dice que todavía no puede entender la falta de sensibilidad por parte de mucha gente.

“Yo pensé que la mujer embarazada tenia un break, un espacio, un chance, estaba libre de etiquetas… Estoy muy lejos de ser la embarazada perfecta. Cada mujer lleva a su hijo de una manera diferente; hay mujeres unicornio como yo digo que no le crecen las extremidades, solo la barriguita y hasta paren con el empujoncito de un estornudo”, reflexiona.

La ex Nuestra Belleza Latina 2015 dice que es de las embarazadas que no se le quita el calor, tiene que usar ropa cómoda por el peso de los senos, las axilas se han puesto negras, tengo la espalda ancha, entre otros aspectos que describió en el video con toda sinceridad.

“Son muchas cosas por las que uno pasa como para recibir la presión de ser la embarazada perfecta”, se quejó.

Expresó que desde hace una semana ha estado muy triste por los comentarios pero a la vez se siente plena y feliz por la espera de su criatura, que aún no revela el sexo.

No todo es negativo. Su esposo, el empresario Francesco Zampogna también ha estado con ella en estos momentos especiales, y la apoya. De hecho, contó que por el aumento de peso no le sirve ni su anillo de compromiso ni el de casada y por tal razón el le regaló otro y hasta le pidió ‘casarse de nuevo’.