Una guía completa para volver a clases tomando en cuenta las emociones

Acompañar a los/as estudiantes emocionalmente en esta nueva normalidad es muy importante. Esta guía te ayudará con entretenidas actividades.

Guía emocreativa para la vuelta al cole desde el corazón, es el nombre con el que la editorial Santillana comparte una serie de actividades, creadas para acompañar a los estudiantes en este nuevo año de clases presenciales. ¡Una instancia especial, tras casi dos años de pandemia!

De acuerdo con el documento, las tres primeras semanas son muy importantes porque se podría compaginar con una fase de evaluación inicial y de preocupación por el aspecto emocional. El objetivo es prepararse para la vuelta al cole, hacerse presente, recibir, actualizar vínculos, escuchar la emocionalidad del alumnado y humanizar la nueva normalidad.

Por ello, te dejamos 3 actividades que pueden ayudarte a reconocer y valorar el estado emocional de los estudiantes y trabajarlos en tus primeras semanas de clases:

1. Potenciar el compromiso emocional docente

La finalidad es actualizar los vínculos y conectar emocionalmente para favorecer el aprendizaje y su desarrollo personal. Este “saber hacer docente” se concreta en una serie de competencias que consisten en saber comunicarnos afectivamente, conectar con lo que siente el otro y comprometerse emocionalmente con el alumnado. Estas son las principales recomendaciones en este punto:

  • Reconocer que podemos cometer errores y no siempre tener todas las respuestas.
  • Inicia conversaciones informales con tu alumnado, desde la simple pregunta “¿cómo te sientes?” hasta intercambios sobre el ocio, chistes u otras cosas.
  • Conocer cómo nos percibe nuestro alumnado y cómo percibe la relación que mantenemos con ellos facilitará el desarrollo del compromiso emocional.
  • Dedícales tiempo desde la presencia. Cinco minutos en el aquí y en el ahora, en el que tu esencia está presente para ayudarles en lo que necesiten marcará la diferencia con la presencialidad distante.
  • Valora la presencia del alumnado dentro del aula. Ese darnos cuenta del “estar – no estar” del alumnado hará que se sienta valorado y respetado por su profesor/a, un indicador de que “nos importan”.
  • Si un/a alumno/a se abre emocionalmente a nosotros, ya sea de manera implícita o explícita, es porque poco a poco hemos sabido excavar en la dirección correcta para que nos perciba “dignos de su confianza”.

2. Trabajar la empatía y la comunicación emocional

Este recurso consiste en una selección de actividades, escogidas del material digital del libro EducaEMOCIÓN, en las que se trabajan competencias emocionales que ayudan a vincularse emocionalmente con los demás.

La temporalidad es 1 sesión de 45-50 minutos. Se necesitan tarjetas de cartulina con emociones escritas, altavoces y aparato de música (portátil) y un ovillo de lana.

Al comienzo de la actividad, los estudiantes deben sentarse en sus sillas formando un círculo en medio de la sala de clases. Seguidamente, el/la docente colocará en el centro del círculo unas tarjetas que tendrán escritas estas emociones básicas:

  • Tristeza
  • Alegría
  • Sorpresa
  • Asco
  • Miedo

A continuación, se le debe pedir que, manteniendo el círculo, cada dos alumnos o alumnas se giren quedando uno enfrente del otro; si el número de escolares fuese impar, uno de los grupos tendría que ser un trío. Una vez formadas todas las parejas, cada una deberá coger dos (tres en el caso del trío) de las emociones que se ofrecen.

Con los ojos cerrados, cada estudiante debe pensar en una situación que haya vivido en el aula, en la escuela o fuera del establecimiento (en casa, en la calle, etc.), en la que haya experimentado la emoción escogida. Tendrá que reflexionar sobre ello y recordar qué le ha llevado a pensar lo que sintió.

Finalmente, el docente debe realizar una reflexión final donde valide todas las emociones y explique que sentirlas no es algo malo.

3. Aprendiendo a dialogar con nuestro corazón emocional

La idea es ayudar a descargar la mochila afectiva del alumnado que se pudo haber puesto más pesada durante la pandemia. La idea es introducir al grupo, indicándoles que con la actividad aprenderán a dialogar con las emociones. En esta instancia, es clave explicar que nuestra emoción se expresa sin que nosotros/as decidamos qué tiene que sentir.

Para ello debemos entrenarnos en una serie de pasos que hay que seguir para saber relacionarnos de forma competente con nuestro sentir emocional.

  • Percibir: Tiene que ver con localizar las sensaciones corporales de la experiencia emocional. ¿Cómo reacciona nuestro cuerpo cuando experimentamos la emoción?; ¿en qué parte de tu cuerpo sientes la emoción?; ¿cuál es la expresión de tu cara?; ¿cuál es la posición de tu cuerpo? y ¿cuáles son las sensaciones corporales de la emoción?, pueden ser algunas de las preguntas.
  • Identificar: Traducir a palabras la emoción. ¿Sabrías ponerle nombre a la emoción que sientes?, ¿Reconocer el sentimiento que experimentas? Si no puedo identificarla: ¿con qué palabras relacionaría las sensaciones corporales que he experimentado?
  • Asumir: Hacer mía la emoción respirando hacia dentro. ¿Nos dimos cuenta de que la estábamos sintiendo?, ¿Cuándo?, ¿En el momento, después o ahora que estamos hablando de ello?, ¿Asumimos que era nuestra emoción o intentamos negar, esconderla o enmascararla?
  • Comprender: Entender la emoción. ¿Cuáles han sido los pensamientos que han surgido cuando he sentido la emoción?, ¿Qué consecuencias tiene en mí, en quienes están a mi lado y en mi entorno, la experiencia de esa emoción?, ¿Cuál cree que es la causa que ha provocado esa emoción?
  • Responsabilizarse: Comprometerse con lo que se siente. ¿Qué decido hacer con la emoción?, ¿Decido yo o decide el sentimiento por mí?, ¿Asumo las consecuencias de la emoción?, ¿Cómo reparar sus efectos en el caso de que haya provocado algún daño?

Son grandes preguntas que podrán ayudarte y guiar una conversación con foco en lo emocional con tus estudiantes.

¡Preocuparse de lo emocional es fundamental para lograr aprendizaje!

Fuente: eligeeducar.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.