Tribunal Constitucional condena “agresión” contra Sala Constitucional de El Salvador

El Pleno del Tribunal Constitucional dominicano rechazó la “agresión” institucional en contra de la Sala Constitucional de El Salvador, el pasado sábado primero de mayo, cuando la nueva Asamblea Legislativa controlada por el Partido Nuevas Ideas del presidente Nayib Bukele, destituyó a los magistrados de ese tribunal.

En una declaración pública, los magistrados del TC afirmaron que las acciones ocurridas en ese país centroamericano forman parte de un “ejercicio desaprensivo, exorbitante y antidemocrático de herramientas constitucionales”.

Mediante un comunicado de prensa, los magistrados señalaron que la situación en El Salvador afecta la separación de poderes, el debido proceso y la vigencia de las garantías fundamentales.

Los jueces expresaron su solidaridad con la Sala Constitucional de ese país, con sus jueces titulares y con los miembros que pretenden sustituir.

De igual forma, solicitaron a organismos como la Conferencia Iberoamericana de Justicia Constitucional y la Conferencia Mundial de Cortes, Tribunales y Salas Constitucionales utilizar las vías adecuadas para expresar el rechazo a este “atentado” contra la independencia judicial, el Estado de derecho y la institucionalidad.

“Recordemos que las constituciones escritas son un mecanismo de limitación del poder de los gobernantes y que la justicia constitucional debe garantizar la supremacía de la Carta Magna para asegurar una convivencia amparada en valores que permitan el desarrollo, la prosperidad y la felicidad de los pueblos”, manifestaron en el documento.

Expresaron que el desacuerdo entre el Poder Ejecutivo o Legislativo en torno a decisiones emitidas por una corte, tribunal o sala constitucional “no justifica que se produzcan agresiones, mutilaciones o la eliminación de las jurisdicciones correspondientes”.

“Así como no hay primavera sin flores tampoco existe democracia sin justicia constitucional, sustentada en su independencia y en su legitimidad republicana. Sin garantías constitucionales y sin separación de poderes no existe el Estado constitucional y democrático de derecho”, argumentaron.

Resaltaron que la estabilidad institucional y el diálogo democrático son factores necesarios para que los pueblos salgan adelante en estos momentos de crisis sanitaria y económica debido a la existencia de la pandemia del COVID-19.

Para los integrantes del Pleno del TC-RD es importante mantener en la memoria de los ciudadanos que “la garantía de los derechos y la separación de poderes han sido piedras angulares de toda democracia auténtica. Históricamente, la independencia del poder judicial o poder jurisdiccional ha sufrido fuertes embates por otros poderes del Estado”.

Además del magistrado presidente Milton Ray Guevara, el Pleno del Tribunal Constitucional está integrado por Rafael Díaz Filpo y Lino Vásquez Sámuel, primer y segundo sustitutos del presidente.

Por Víctor Joaquín Castellanos Pizano, José Alejandro Ayuso, Alba Luisa Beard Marcos, Manuel Ulises Bonnelly Vega, Justo Pedro Castellanos Khoury, Domingo Gil, María del Carmen Santana de Cabrera, Miguel Valera Montero, José Alejandro Vargas Guerrero y Eunisis Vásquez Acosta.