Tribunal condena a 20 años a Gabriel Villanueva por matar a Andreea Celea

Los jueces del Segundo Tribunal Colegiado, ubicado en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, en el Distrito Nacional, condenaron este miércoles a Gabriel Villanueva a 20 años de prisión, al hallarlo culpable de causar la muerte de la joven Andreea Celea, al lanzarla de un octavo piso del hotel en que se encontraban. También fue hallado culpable de violencia intrafamiliar y de robo de pruebas.

Al motivar la sentencia, los magistrados dijeron que la autopsia practicada al cuerpo de la occisa demostró que ella cayó por “precipitación parabólica”, que se da cuando la fuerza de un tercero impulsa el cuerpo y que en la habitación solo estaban ellos dos, lo que hace que la responsabilidad penal recaiga sobre Villanueva. Con ese argumento rechazaron el de la defensa que aseguraba que Celea se había suicidado.

Al descartar que la joven se haya lanzado de la habitación, dijeron que científicamente está demostrado que cuando alguien se tira de un lugar alto, la caída se da de forma vertical, lo que provoca que las piernas se fracturen, lo que no ocurrió con Celea.

Otro punto destacado por los jueces es que el cuerpo de la joven tenía moretones y signos de haber estado en una riña, lo cual concordaba con los rasguños que presentaba Villanueva, de los cuales había dicho que se lo había hecho una amiga con una botella de vino.

Dijeron que se pudo comprobar que Villanueva sustrajo el teléfono celular de Celea con la intención de ocultar pruebas.

Los magistrados tomaron la decisión luego de analizar 4,313 pruebas que están en un DVD, entre ellas hay fotografías, testimonios, conversaciones, mensajes de textos. También, tras escuchar los testimonios de dos personas que dijeron que en los apartamentos que residía Villanueva, la joven había sido víctima de maltrato físico y psicológico.

Antecedentes

El homicidio ocurrió el uno de septiembre de 2018. Por el crimen, el Ministerio Público pedía 20 años de reclusión, asegurando que Villanueva lanzó a la joven del edificio luego de una discusión que sostuvieron. Lo acusó de homicidio involuntario.

La familia de la joven solicitó, en cambio, 30 años de cárcel, bajo el argumento de que su pariente fue tirada del edificio por su entonces novio, quien aseguran, la maltrataba física y psicológicamente.

Celea tenía 21 años y se había nacionalizado dominicana, pero era de origen rumano.

El hecho ocurrió en un hotel del sector de Bella Vista, del Distrito Nacional, y consternó a la sociedad dominicana.