Tony Díaz, dirigente del Licey: “Los equipos que no ganan no tienen presión”

El lunes, Tony Díaz se fue tarde a la cama en Detroit, tras el triunfo de los Twins del que es coach de tercera base, puesto que quería asegurarse de responder a los 213 mensajes de textos de felicitación que recibió en su móvil al confirmarse que será el dirigente del Licey la próxima temporada.

Una oportunidad que Díaz veía remota, pero es un pitcheo para el que se ha preparado y no iba a desperdiciar la oportunidad de hacerle swing.

“Nunca pensé que está oportunidad iba a llegar, pero el béisbol es como la vida que se torna a veces como que uno no lo entiende”, dijo Díaz, en una teleconferencia que realizó a través de Zoom desde un hotel en Detroit. “Es un honor, un privilegio, este compromiso que existe con un equipo de tanta tradición es uno que uno nunca tomará a la ligera”.

Díaz será el primer dominicano que inicia la temporada con la tropa azul desde que Mike Guerrero lo hiciera en el curso 2013-2014.

“Esa presión que existe con un equipo de tanta magnitud para mí es un privilegio. Los equipos que no ganan no tienen presión. Creo mucho en que el éxito detrás de los equipos que ganan hay un proceso de calidad, de preparación que pensamos implementar con el cuerpo técnico que tendremos”, dijo Díaz.

El Licey es sexto equipo en anunciar su dirigente tras una temporada donde el conjunto finalizó en el sótano.

“Si uno se prepara como se prepara un campeón la presión no es que se va, sino que se puede lidiar mejor con ella. Cuando te preparas la presión se convierte en una avalancha”, dijo Díaz, ex coach de primera de los Rockies de Colorado.

“Me considero una persona adaptable, hay que utilizar la tecnología, soy híbrido, un coach que tiene que estar pendiente al pulso del juego. La sabermetría no es nada más que la información, que no toma las decisiones, sino que te ayuda a tomarla”, dijo Díaz.

Desarrollar una relación de confianza con el plantel es uno de los objetivos que tiene trazado. “Tenemos jugadores que con un plan efectivo, un plan de bateo, proveyéndole todos los recursos nos pueden ayudar. No veo cómo eso no funcione”, dijo.

En la actividad, Domingo Pichardo, presidente del equipo, indicó que el club tenía varios años tratando de iniciar con un dirigente nativo.