Técnico dominicano José Rubio sugiere evitar las “islas” en atletismo del país

El técnico José -Ludwig- Rubio es un caso poco común en el deporte dominicano. El nativo de Santiago es el primer entrenador del país que dirige una selección olímpica extranjera, y uno de los muy pocos que dirigen equipos nacionales en otra nación.

El dominicano, que maneja el equipo de velocidad de Baréin desde 2017, plantea que se eviten las “islas” en el atletismo dominicano, y que se trabaje de manera conjunta.

Está “faltando una orientación de hacia dónde se quiere ir, qué se quiere hacer con los jóvenes talentos que andan por doquiera” en el país, dijo Rubio. Eso corresponde a la Federación Dominicana de Asociaciones de Atletismo. Visto así, falta un programa para esa entidad. “Hay un proyecto de tres “islas”, si se puede decir así, la isla de Yasen Pérez, la de Félix Sánchez y la de José Rubio”, explicó el técnico sobre el término “islas”.

Pérez y Sánchez dirigen por separado la velocidad dominicana. Sánchez tiene, entre otros, a los hermanos Santos, Luguelín y Juander, y Pérez a Yancarlos Martínez y Marileidy Paulino. En tanto, Rubio tiene a Fiordaliza Cofil. “Entiendo que no debe ser así, debe de haber un plan”, precisó.

De Baréin a RD

Rubio vino al país con el equipo de velocidad de Baréin que componen Salwa Eid Naser (400m-4 x 400m); Aminat Jamal (400m c/vallas-4 x 400m); Abbas Abubakar (400m-4 x 400m); Musa Isah (4 x 400m) y Saad Mubarak (4 x 400m), así como Abraham Valdez (fisioterapeuta).

“Todos ya clasificados en esos eventos a -los Juegos Olímpicos de Tokio” (julio 23-agosto 8), detalló Rubio a DL.

Ese grupo reúne varios lauros, pues posee medalla de oro en 400m femeninos, lograda por Ed Naser, y bronce en el relevo mixto 4 x 400m, ambas en el pasado Mundial de Atletismo, celebrado en Doha, Qatar, 2019. Naser tiene la tercera mejor marca de la historia de los 400 metros planos femeninos.

El técnico está desde el 28 de febrero pasado, y escogió a Casa de Campo, en La Romana, su centro de entrenamiento. Este jueves, partieron hacia Florida, Estados Unidos, para una serie de competencias.

El plan es asistir a otros compromisos en América, antes de llegar a Tokio.

¿Por qué aquí?

Mientras distintos equipos locales salen a prepararse fuera del país, excepto el de pesas, Rubio decidió tomar a Casa de Campo como su centro base, y da unas sugerencias que bien deberían ser escuchadas.

“Aquí, los costos son bastantes cómodos con relación a otros países”, señala. “Hay unos centros de entrenamientos que tienen todas las facilidades, pero tienen costos bastante elevados, sin embargo, nos vamos nosotros a esos centros”.

La Federación Dominicana de Pesas tiene varios años tomando a Jarabacoa como su centro de entrenamiento y, de ahí, han sacado varias medallas, sin tener que salir del país.

El equipo que encabeza Rubio se entrena en la pista de La Romana, San Pedro de Macorís y Bayaguana. “Cuestas, caminos vecinales, gramas”, entre otros aspectos, le permiten venir aquí, ya que Baréin es una isla con características planas.