Sonia Vásquez, de la Unfpa: muertes maternas no se corresponden con el crecimiento económico

El crecimiento económico de la República Dominicana contrasta con los números de las muertes maternas, las uniones tempranas de las niñas y los embarazos en adolescentes. La consideración es de Sonia Vásquez, representante adjunta del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), quien indicó que las gestaciones en adolescentes son más frecuentes en los quintiles más pobres. 

“Esto quiere decir que hay que atender las desigualdades económicas y sociales, esas raíces que la generan en República Dominicana para atacar todos estos otros problemas”, dijo Vásquez en conversación con Diario Libre. Habló de que los indicadores señalados más arriba son los “grandes desafíos” que tiene el país y en los que el Unfpa trabaja para eliminarlos. 

Vásquez destacó que la República Dominicana tiene una elevada cobertura de parto institucional, es decir, que las muertes ocurren en los centros de servicio de salud con personal especializado para atender a mujeres embarazadas, realidad que no se corresponde con ser un país con ingreso medio alto.

El año pasado se reveló que la mortalidad materna aumentó durante la pandemia del COVID-19: en 2020 se registró una tasa de 127 por cada 100,000 nacidos vivos, muy por encima del promedio para Latinoamérica, que fue de 67 por cada 100,000 nacidos vivos.

Los embarazos en adolescentes 

La República Dominicana ocupa el primer lugar en América Latina y Caribe en cuanto a la tasa de fecundidad en adolescentes de 15 a 19 años y la posición 26 en el mundo. Un estudio presentado por el Unfpa en 2021 sobre las consecuencias socioeconómicas del embarazo adolescente en el país reveló que dos de cada 10 (el 21.5 %) de los nacidos vivos en la República Dominicana son de madres adolescentes

Ante este panorama, Vásquez consideró que la educación sexual integral es fundamental. “El país todavía se ha quedado atrás en ofrecer educación sexual integral a nuestros adolescentes niños y niñas”, dijo y afirmó que la educación sexual “es el mejor anticonceptivo”. 

Explicó que no se busca estimular a los adolescentes a tener relaciones sexuales, sino que el objetivo es que las pospongan los más posible, que es lo ideal. Sin embargo, contó que en caso de que un adolescente tome la decisión de hacerlo, como una decisión sexual, estará informado sobre sus implicaciones. 

Estar alerta ante situaciones 

Vásquez señaló que una educación sexual integral ayuda a los adolescentes a estar alertas ante situaciones de una conducta sexual inapropiada. “Nuestros niños y adolescentes estarían en mejores condiciones para evitar hasta violaciones”, agregó. 

“Yo creo que si nuestros adolescentes recibieran educación integral apropiada, y a tiempo, no habría siquiera que hablar demasiado de anticonceptivos porque el conocer, controlar su sexualidad les ayudaría a ser adultos responsables, a ser jóvenes responsables con su sexualidad”, expresó.

Las uniones tempranas 

Otra área en la que trabaja el Fondo de Población de la ONU en el país es en las uniones tempranas, que pueden seguir ocurriendo a pesar de que en enero de 2021 en la República Dominicana se aprobó una nueva ley que prohíbe el matrimonio infantil. “Esta ley envió un mensaje muy claro a la población de no aceptar esto”, aseguró

Según datos de la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples-MICS de 2019, el 32 % de las mujeres jóvenes (de 20 a 24 años) estuvieron casadas o unidas por primera vez antes de los 18 años de edad, y el 9 % entró en esta situación antes de los 15 años de edad. 

Hace ocho años el porcentaje rondaba el 36 %, lo que situaba el país con la cifra más elevada de América Latina y el Caribe, muy por arriba de la media regional de adolescentes menores de 18 años casadas o unidas (23 %) y más del doble de la media en adolescentes menores de 15 años (5 %). 

“La educación sexual es el mejor anticonceptivo”Sonia VásquezRepresentante adjunta de la Unfpa“

Vásquez estimó que para reducir las uniones tempranas se debe trabajar con las normas sociales y culturales. “Ese es un tema en el que todavía no hemos trabajado suficiente, y eso está mediado, con lo que tú decías, sobre la educación sexual integral”, agregó. 

Acceso a los anticonceptivos 

La representante adjunta del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) habló sobre la importancia de los métodos anticonceptivos para evitar los embarazos no intencionales, como también se resaltó en el recién publicado Estado de la Población Mundial 2022

El informe reveló que cada año hay 121 millones de embarazos no intencionales, lo que se traduce en un promedio diario de 331,000 embarazos. En el caso de la República Dominicana el 84 % de los embarazos ocurridos en mujeres de 15 a 49 años, durante los años 2015-2019, no fueron intencionales.

Sonia Vásquez se pregunta si las cifras significan que las mujeres no tienen acceso a los anticonceptivos o si no reciben orientación e información sobre los métodos, lo cual destacó es primordial.

Vásquez enfatizó en que el Estado provea a la población a través de la red pública de salud los anticonceptivos, porque existe una parte de la población que no posee los medios económicos para adquirirlos. “Los anticonceptivos tienen que llegar a la población, no la población ir detrás de ellos”, apuntó.

También habló sorprendida de que, en el país, el 41 % de las mujeres dominicanas en edad reproductiva recurren a la esterilización como método anticonceptivo. “Eso es altísimo cuando hay métodos anticonceptivos hoy día”, indicó.

Programas de trabajo

La Unfpa realiza varias iniciativas para garantizar que las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres accedan a información y educación integral para su desarrollo como Tú No Ta’ Pa Eso, estrategia enfocada en la prevención de los embarazos en adolescentes; Clubes de Chicas Fabricando Sueños, espacios en que las niñas y adolescentes reciben orientación y mentoría para prevenir los embarazos, las uniones tempranas y para aumentar su autoestima y conocer sus derechos.

También está la UEPA (Unidad Especial de Promoción de Anticonceptivos), diseñada para incrementar el acceso a los métodos, con énfasis en adolescentes en el país; Amore’ sin Violencia, una campaña de sensibilización en respuesta a que la violencia y su normalización se manifiesta en edades cada vez más tempranas.