Selección del defensor del Pueblo y Cámara de Cuentas en manos del Senado

La selección del defensor del Pueblo, la autoridad independiente llamada a salvaguardar los derechos fundamentales de los ciudadanos, está en manos del Senado de la República tras agotar un proceso objeto de cuestionamientos en la Cámara de Diputados.

La escogencia se haría de la terna integrada por dos reconocidas figuras políticas y un tercero a quien no se le conoce vínculo con partidos.

La terna la encabeza Fidel Ernesto Santana, exdiputado y antiguo presidente del Partido Frente Amplio, quien renunció a su organización para buscar la posición y cuya puntuación en comparación con sus dos oponentes fue más baja.

Santana obtuvo como resultado de las evaluaciones una calificación de 88.37, su hoja de vida dice que realizó estudios universitarios en Sociología y Trabajo Social, cuenta con especialización en metodología de investigación.

Es miembro fundador del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo), donde ocupó la coordinación y vocería principal entre los años 1989-2007, fue parte del Colectivo de Organizaciones Populares y miembro fundador del Foro Social Alternativo desde donde dirigió importantes procesos de lucha entre los años 2001-2007. En su calidad de legislador fue preside la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados.

En segundo lugar está Henry Modesto Merán, también exdiputado y actual miembro del partido Fuerza del Pueblo, quien es licenciado en Derecho, posee postgrado en Derecho Público y Privado, así como cuenta con diversos estudios en el ámbito del Derecho Penal Internacional y el Derecho Comunitario Europeo en las Universidades de Barcelona y Valencia, respectivamente. Ingresó en 1995 al Partido de la Liberación Dominicana, de cuya organización renunció en octubre del 2019 para pasar a la Fuerza del Pueblo. Obtuvo una calificación de 95.94 puntos durante las evaluaciones.

El tercer postulante en la terna es Pablo Ulloa Castillo, quien alcanzó la puntuación más alta de las evaluaciones con un 97.44, es licenciado en Psicología Industrial de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y además cuenta con un doctorado en “Gobierno, Política Pública y Sociedad”.

Se formó en Argentina como experto en formulación y evaluación de Política Pública Educativa; y en España realizó varias maestrías y un doctorado en Gobierno y Política Pública. Las maestrías, realizadas en universidades españolas, versan sobre Economía y Cooperación Internacional y Políticas Públicas.

Ha sido gerente o consultor para más de ocho programas y proyectos financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM) y la Unión Europea en el Estado dominicano e internacionalmente.

Para este jueves, el Senado de la República sesionará a partir de las 11 de la mañana, y las proyecciones son que se conocerían las ternas de los cinco miembros de la Cámara de Cuentas y el defensor del Pueblo, las que serían enviadas a comisiones. La Cámara de Diputados remitió cinco quintetas para elegir a sus miembros.

Gustavo Sánchez, vocero del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en la Cámara de Diputados, acusó al oficialismo de convertir en una cultura el asumir compromisos e imponer personalidades en posiciones que deben estar al margen de las vinculaciones partidarias. Aseguró que no se tomaron en cuenta personalidades que gozan de la valoración positiva del pueblo.

Disposiciones de Ley

El artículo 11 de la Ley de Defensor del Pueblo señala: “El Defensor del Pueblo no podrá pertenecer a partido político alguno, ni participar en actividades de carácter político partidario”.

Su objetivo esencial es salvaguardar las prerrogativas personales y colectivas de los ciudadanos, plasmadas en la Constitución, en caso de que sean violadas por funcionarios de la administración pública. Asimismo, el defensor del Pueblo deberá velar por el correcto funcionamiento de la administración pública, a fin de que ésta se ajuste a la moral, a las leyes, convenios, tratados, pactos y principios generales del derecho.

Podrán inspeccionar las oficinas públicas y aquellas entidades prestadoras de servicios públicos, sin previo aviso, y requerir de ellas todos los documentos e informaciones necesarias para materializar su labor, los cuales les serán suministrados de forma gratuita.

En adición al Defensor del Pueblo, se nombraran 2 suplentes y 5 adjuntos, quienes serán nombrados por el Senado por un período de seis años, de ternas propuestas por la Cámara de Diputados y permanecerán en el cargo hasta que sean sustituidos.