Sector cacao dominicano genera más de 300,000 empleos

La República Dominicana exporta cerca de 80,000 toneladas de cacao cada año y genera más de 300,000 empleos directos e indirectos, de acuerdo al gerente comercial de la Confederación Nacional de Cacaocultores Dominicanos (Conacado), Abel Fernández.

Explicó que en el país existen 42,750 productores de cacao, pero que desafortunadamente en los últimos años la productividad ha estado estancada en el sector cacao en la República Dominicana.

“No estamos seguro si eso (baja productividad) tiene que ver con el cambio climático porque sabemos que se han hecho muchos esfuerzos en fomento, en la implementación de nuevas fincas, rehabilitación de cacaotales, renovación, etcétera. Sin embargo, no lo vemos en términos de volúmenes de exportación”, expresó el funcionario.

Indicó que en algún punto el país tiene que seguir creciendo, por lo que aspira a que la República Dominicana pueda llegar pronto a las 100,000 toneladas exportadas.

Fernández ofreció sus declaraciones en el marco del “Encuentro de mujeres en la cadena de valor del cacao: “iniciativas y emprendimientos”, organizado por Save The Children Dominicana.

“Esta actividad forma parte de un trabajo mucho más amplio que se ha desarrollado en las provincias de Monte Plata, Hato Mayor y El Seibo con la cadena de valor del cacao. Específicamente, con el grupo Conacado, principal exportador de cacao orgánico de la República Dominicana”, expresó Alba Rodríguez, directora ejecutiva de Save the Children República Dominicana.

Agregó que junto a Conacado, con el apoyo de la Unión Europea, desarrollan un proyecto a través del cual, han trabajado con más de 30,000 niños y niñas, y trabajan en el liderazgo femenino con 216 mujeres.

De acuerdo a los datos suministrados, el proyecto tiene como finalidad fortalecer capacidades, conocimientos y seguimiento para la aplicación y debida diligencia de los Principios Rectores de las Naciones Unidas (PRUN) en la cadena de valor del cacao en República Dominicana, con énfasis en la protección ante cualquier forma de abuso y/o explotación de niños, niñas, mujeres y otros grupos vulnerables.

De su lado, el Embajador de la Delegación de la Unión Europea en la República Dominicana Gianluca Grippa, expresó que, en el caso del cacao, la utilización del trabajo infantil es notorio no solo en la República Dominicana, sino en otros países.

“Nosotros estamos estudiando en el futuro la posibilidad que todo el cacao que se exporte hacia la Unión Europea no incluya trabajo infantil. Es algo que en la Unión Europea estamos apoyando en el sentido de los Derechos Humanos porque los niños necesitan estudiar, no trabajar”, enfatizó.

Apuntó que las autoridades tendrán que hacer mayor énfasis para eliminar el trabajo infantil en la economía informal en la República Dominicana.

“Hay una parte de la economía que es informal y ahí es donde la mayoría del trabajo infantil se produce. Por lo tanto, es más fácil, relativamente, controlar el trabajo infantil en la economía formal, pero se tendrá que hacer esfuerzos especiales en la economía informal en los barrios y otros lugares”, agregó.

Aseguró que la economía informal solo mantiene una cadena de pobreza porque si el niño no va a la escuela, no puede evolucionar. Por lo tanto, advirtió que hay que romper esa cadena para que no se siga repitiendo este ciclo.