Salud

¿Puede el médico oncólogo mantener el ritmo de la innovación en el campo de la medicina de precisión? (Primera parte)

Por la doctora Svetlana Nikic, PhD, Founder, Precision Oncology Consulting.

Medicina oncológica de precisión es un concepto dentro de oncología, donde la información genómica y genética de los pacientes afectados se utiliza para personalizar la atención médica a las características únicas de este mismo paciente y su tumor. Con los avances rápidos y continuos en el ámbito de la oncología, los oncólogos médicos, enfermeras especializadas en oncología y personal de apoyo tienen que mantenerse al día con los últimos avances e innovaciones mientras gestionan sus responsabilidades clínicas. 

El descubrimiento de nuevos biomarcadores moleculares y el desarrollo de terapias dirigidas han mejorado significativamente los resultados de los pacientes en determinados contextos. Estos avances en las herramientas de diagnóstico han llevado a una detección y caracterización biológica más precisa de los tejidos malignos, lo que resulta en una toma de decisiones terapéuticas más efectiva y el acceso de los pacientes a las terapias más innovadoras. Al mismo tiempo, estas innovaciones científicas continúan impulsando la investigación del cáncer y los ensayos clínicos, generando evidencia valiosa e imprescindible para la adopción de innovaciones en oncología de precisión en la práctica clínica. 

Sin embargo, en el mismo momento de esos avances científicos y médicos, muchos países se están enfrentado a la escasez de personal sanitario. En Europa, la escasez de personal sanitario, especialmente en el cuidado del cáncer, se agrava por el envejecimiento de la población, el aumento de las tasas de cáncer y la falta de inversión en formación y retención de profesionales. Además, la distribución desigual de profesionales y la migración incrementan el problema. En la República Dominicana, se enfrentan desafíos similares, como acceso limitado a servicios y barreras financieras, dificultando el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Sin embargo, hay oportunidades de mejora a través de programas de detección, fortalecimiento de la infraestructura, enfoques multidisciplinarios y promoción de la investigación.

Dicho esto, la desigualdad en el acceso a pruebas de biomarcadores y terapias más innovadoras es una preocupación que afecta a muchas personas en todo el mundo, por lo que es importante pensar en la innovación como una herramienta que reducirá estas desigualdades en lugar de ampliarlas.

Es innegable que el campo de la oncología de precisión está experimentando una revolución, y somos afortunados de ser parte de ella. Sin embargo, surge la pregunta: ¿cómo pueden los profesionales de la atención al cáncer mantenerse al día con este ritmo de innovación mientras cumplen con sus deberes clínicos? Los nuevos métodos moleculares utilizados para la evaluación molecular basados en secuenciación masiva o next-generation sequencing (NGS), así como la inteligencia artificial (IA) en patología digital y tecnologías de imagen, junto con métodos más establecidos como inmunohistoquímica (IHC), son solo algunas de las nuevas herramientas que permiten la evaluación de biomarcadores relevantes que discriminan entre las lesiones cancerosas y benignas. Conjuntamente, estos datos informan a los médicos oncólogos sobre la agresividad del cáncer, el pronóstico del paciente y ayudan a asignar terapias específicas para cada paciente. 

Es importante destacar que, la mayoría de estas herramientas están disponibles a través de varios proveedores comerciales y laboratorios, usando varios kits comerciales principalmente mediante soluciones no estandarizadas. Incluso el uso de la IHC bien establecida ha mostrado inconsistencias preocupantes, resaltando una necesidad urgente de definir un estándar mediante el establecimiento de umbrales y procedimientos para estas pruebas. 

Como ejemplo, la IHC se utiliza para medir los niveles de expresión de ciertas proteínas, una de ellas siendo HER2, que ahora se está convirtiendo en un nuevo biomarcador pan-cáncer. Los pacientes con cáncer que tienen sobreexpresión del gen HER2 se benefician de la terapia anti-HER2. Ser capaz de distinguir entre pacientes negativos e incluso pacientes con expresión baja de HER2 es importante, ya que esta diferenciación puede tener implicaciones significativas en los resultados del paciente y la selección de estrategias terapéuticas apropiadas. American Society of Clinical Oncology (ASCO) junto con College of American Pathologists (CAP) han desarrollado un conjunto de recomendaciones para la prueba de HER2, con el objetivo de garantizar precisión y reproducibilidad en diferentes laboratorios, tal como ha hecho el grupo de expertos de European Society of Medical Oncology (ESMO). 

fecha:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *