Salud

Pacientes con glaucoma luchan para que su enfermedad se considere neurodegenerativa

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra el próximo 3 de diciembre, la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) hace un llamado urgente para que el glaucoma sea oficialmente reconocido como una enfermedad neurodegenerativa. La inclusión de esta patología en este grupo abriría nuevas puertas para la investigación y el tratamiento, enfocándose en la regeneración del nervio óptico y ofreciendo esperanza a los más de un millón de personas afectadas en España.

Actualmente, el glaucoma es la principal causa de ceguera irreversible en el mundo, afectando a un estimado de un millón de personas en España. A pesar de ser una enfermedad ocular, la AGAF destaca que el glaucoma cambia radicalmente la vida de quienes lo padecen, convirtiéndolos en personas completamente discapacitadas en diferentes grados.

Joaquín Carratalá, presidente de AGAF, subraya la necesidad de abordar la enfermedad desde su origen. «Todos los esfuerzos médicos y científicos se centran en controlar la tensión ocular, pero a nosotros nos gustaría ir también al origen de nuestra enfermedad. Queremos que haya una esperanza, recuperar nuestra visión y, en definitiva, curarnos», destaca Carratalá.

El glaucoma afecta a las neuronas que conectan el ojo con el cerebro, y aunque las investigaciones actuales se centran en estabilizar la tensión ocular, la AGAF aboga por avanzar hacia la regeneración de las células neuronales y su conexión con el sistema neurológico y el nervio óptico.

En la actualidad, el tratamiento del glaucoma se limita a colirios y operaciones para estabilizar su avance, pero no existe una cura definitiva. Uno de los desafíos clave es que la pérdida visual suele ser percibida cuando ya ha ocurrido la muerte del 50% de las neuronas del ojo, lo que dificulta la recuperación de la visión.

La AGAF planea llevar su solicitud de reconocimiento como enfermedad neurodegenerativa a instituciones españolas y europeas, buscando el respaldo necesario para dirigir fondos hacia la investigación del glaucoma. La regeneración neuronal en un órgano tan pequeño como el ojo se reconoce como un desafío arduo, pero la asociación destaca la importancia de contar con el apoyo del sector público y privado para invertir en estas investigaciones y dar a los científicos los recursos necesarios.

«El glaucoma nos puede llevar a una gran discapacidad visual e incluso a la ceguera. Por ello, es conveniente tener en cuenta que todo lo que invirtamos en investigación, al final, dará sus frutos», concluye Carratalá, haciendo hincapié en que la inversión en investigación no solo beneficia a los afectados por el glaucoma, sino que también reduce costes laborales, sociales y de tratamiento derivados de la deficiencia visual.

fecha:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *