Salud

Gastroenteritis Infantil: Claves para la prevención y tratamiento

En el ámbito de la salud infantil, la gastroenteritis se presenta como una afección común, especialmente en niños menores de cinco años. Julio Maset, médico de la compañía farmacéutica Cinfa, destaca que, aunque la mayoría de los casos no son graves, la condición es prevalente y requiere atención, especialmente en niños menores de dos años.

Causas y Síntomas:

La causa más típica de la gastroenteritis infantil es una infección, principalmente vírica, seguida ocasionalmente por bacterias o parásitos intestinales. Los rotavirus son señalados como los principales responsables en menores de dos años, siendo también la principal razón de hospitalización en menores de cinco años.

Los síntomas característicos incluyen diarrea, vómitos, falta de apetito, dolor abdominal y fiebre. En casos más graves, se puede observar mucosidad o sangre en las heces, lo cual es motivo de consulta inmediata al pediatra.

Prevención y Tratamiento:

El principal peligro, según el Dr. Maset, es la deshidratación, especialmente en niños pequeños. Para prevenir este riesgo, se recomienda una ingesta regular de líquidos, evitando forzar al niño y optando por soluciones de rehidratación oral en lugar de bebidas isotónicas, zumos o refrescos.

Contrario a la creencia común, no es necesario ayunar ni seguir una dieta estricta. Se sugiere proporcionar alimentos suaves de la dieta habitual del niño, evitando aquellos con exceso de grasas o azúcares. La lactancia materna debe continuar en lactantes, sin cambios en la fórmula ni en su concentración.

Claves para la Prevención y Tratamiento:

  • Hidratación Gradual: Evitar beber en exceso para prevenir nuevos vómitos.
  • Soluciones de Rehidratación: Preferir sueros orales sobre bebidas isotónicas.
  • Alimentación Regular: Iniciar la alimentación habitual cuando sea posible, evitando grasas y azúcares.
  • Continuar con la Hidratación: Mantener la lactancia o las tomas entre comidas.
  • Vigilancia de la deshidratación: Observar signos como labios secos, ojos hundidos y falta de orina.
  • Probióticos: Consultar al farmacéutico para repoblar la flora intestinal.
  • Evitar Medicación Innecesaria: No usar antibióticos; seguir indicaciones del pediatra.
  • Higiene Rigurosa: Enseñar a lavarse las manos y desinfectar superficies contaminadas.
  • Evitar la Escuela Temporalmente: Esperar a que el niño esté recuperado para prevenir contagios.
  • Consultar con el Pediatra: Ante signos de deshidratación grave, fiebre persistente o sangre en las heces.

fecha:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *