Salud

Alta peligrosidad de bacteria come carne enciende las alarmas

Desde hace meses a nivel internacional se encendieron las alarmas  por la aparición de la bacteria Vibrio vulnificus o «bacteria devoradora de carne» la cual según reportes ha causado la muerte de al menos cinco personas. 

Recientemente trascendió la noticia de la hospitalización y posterior amputación de una pierna a la modelo Jennifer Barlow tras infectarse con la bacteria.

Asimismo, las autoridades de salud de Estados Unidos informaron la presencia de esta mortífera bacteria en aguas a lo largo de la costa este del país y el Golfo de México.

En torno al tema la doctora Rosa Abreu presidenta de la Sociedad Dominicana de de Infectología explicó que la bacteria come carne se le llama así porque causa una lesión importante en la piel llamada fascitis necrotizante, es una necrosis que penetra por la piel causando daños y destruyendo piel, músculo y el regido celular subcutáneo.

La doctora Abreu señaló que la sintomatología de la fascitis necrotizante va desde dolor intenso en el área afectada, erictema, cambio de color devido a que el musculo va muriendo, limitación de la estremidad por el dolor, malestar general, mareos, nauceas, entre otros.

Se trata de una necrosis que se puede extender rápidamente obligando a amputar la extremidad y en ocasiones causando la muerte.

Destacó que se describe una alta mortalidad por esta bacteria de hasta de uno por cada cinco afectados si no se diagnostica o trata a tiempo. 

Resaltó que el tratamiento consiste en antibióticos puesto que la causa es bacteriana. «Debe actuarse rápidamente para evitar las complicaciones».

En tanto que el doctor Yoel García, infectólogo, miembro de la Sociedad Dominicana de Infectología Filial Norte expresó que esto no forma parte de la actualidad debido a que la notificación de esta bacteria no es nueva.

El especialista explicó que el Vibrio vulnificus es un bacilo patógeno para el ser humano cuyo contagio se da tras ingerir marisco y/o pescado crudo o al estar en contacto con agua salada contaminada. 

Coincidió con la doctora Abreu en que la manera de prevenir esta infección es evitar el contacto con agua salada contaminada, en caso de tener una herida en alguna zona del cuerpo lavar con agua y jabón tras la exposición y evitando ingerir pescados y mariscos crudos

fecha:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *