Salud Pública clausura laboratorios clandestinos de fabricación de bebidas alcohólicas

El Ministerio de Salud Pública, a través de las Direcciones Provinciales de Salud (DPS) y la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos Contra la Salud (Pedecsa), clausuró laboratorios clandestinos y negocios dedicados a la elaboración ilegal de clerén y otras bebidas ilegales.

Informó además, que procedió al cierre de dos centros de diversión, uno en Imbert, Puerto Plata, y otro en el municipio de Mao, Valverde, donde se incautó de decenas de botellas de bebidas, algunas en presentaciones de marcas reconocidas de las cuales se comprobó su falsificación.

En una nota de prensa, el organismo de Salud reportó el fallecimiento de otras cinco personas presumiblemente por la ingesta de bebidas alcohólicas adulteradas, además de dos intoxicadas en hechos ocurridos en varios parajes del municipio de Moca.

Los decesos corresponden a hombres de entre 50 a 67 años de edad y se produjeron en las localidades de El Corozo, Las Lagunas y Juan López.

De acuerdo al cuadro clínico, los pacientes habrían llegado con síntomas tales como: pérdida de la visión, cefalea y marcada dificultad respiratoria. No obstante, se notificó que las dos personas intoxicadas permanecen estables.

En la nota, las autoridades indicaron que intensifican las acciones para continuar identificando los lugares de fabricación y comercialización de las bebidas alcohólicas clandestinas.

“Ante el incremento de intoxicaciones y fallecidos por consumo de estas bebidas, las autoridades, acompañadas además de los inspectores COVID-19, procedieron a desarrollar operativos donde procedieron a la incautación de botellas conteniendo bebidas de diferentes denominaciones, así como tanques y otros objetos de almacenamiento, en condiciones de higiene, no aptas para consumo humano, lo que viola de la Ley General de Salud y otras normativas”, establece la información.

En el municipio de Imbert, los inspectores interrogaron a varios lugareños, quienes informaron que aparte de una persona fallecida, como consecuencia de la intoxicación, en el hospital Ricardo Limardo de esa provincia, se encontraban dos personas más en estado delicado, siendo esta información corroborada por el propietario del bar que fue clausurado.

La Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos Contra la Salud (Pedecsa), ha abierto una investigación a fin de identificar la fuente de suministro de estas bebidas alcohólicas, y afirma que los responsables serán conducidos a la acción de la justicia.

El Ministerio de Salud, adelantó que, en coordinación con las demás autoridades, continuarán una serie de operativos este fin de semana que abarcarán toda la zona del Cibao y otras partes del país, en busca de prevenir la ocurrencia de más muertes a causa de ingesta de vidas alcohólicas fabricadas sin los debidos permisos sanitarios.

El organismo de Salud informó que hasta el momento espera de la Dirección General de Aduanas el resultado de los informes toxicológicos que confirmen que los diferentes fallecimientos están relacionados a la ingesta de bebidas adulteradas con metanol y cualquier otra sustancia nociva.