Rusia acusa a Ucrania de abusos a prisioneros y falta de voluntad de canje

El Ministerio de Defensa de Rusia acusó este miércoles a Ucrania de malos tratos a los soldados capturados y falta de voluntad para realizar canjes, a la vez que pidió el acceso urgente de representantes de organizaciones internacionales a los militares rusos en Ucrania.

“Se ha establecido de manera fiable que los militares rusos (prisioneros en Ucrania) son objeto de tortura, violencia e intimidaciones”, señaló el jefe del Centro de Control de Defensa Nacional de Rusia, el coronel general Mijaíl Mizintsev.

Las autoridades de Kiev denuncian la misma actitud de los militares rusos hacia los prisioneros ucranianos.

El representante de Defensa ruso, citado por la agencia RIA Nóvosti, señaló que las pruebas de los abusos “se difunden ampliamente en internet” y los medios de comunicación, pero no reciben la condena de la comunidad internacional.

Según el militar ruso, Occidente no solo está al tanto de posibles violaciones del derecho humanitario internacional por parte de Kiev, sino que trata de ayudar a Ucrania a “eludir responsabilidades”.

Para conocer el estado de los soldados rusos detenidos por las fuerzas ucranianas, Moscú exigió otorgar inmediatamente acceso a los mismos a representantes de organizaciones internacionales, incluido el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Por otra parte, acusó a las autoridades ucranianas de frustrar un nuevo intercambio de prisioneros programado para hoy.

Según Mizintsev, “la lista de 251 militares propuestos para el canje se revisó en repetidas ocasiones y luego se redujo a 38 uniformados”, mientras que hoy fue rechazada por la parte ucraniana “sin explicación”.

En cambio Rusia, agregó, llevó a cabo todos los preparativos para realizar el canje, “incluido el traslado de los prisioneros ucranianos” al lugar acordado.

Ucrania admitió ayer mantiene en su territorio a 600 prisioneros rusos capturados desde el inicio de la campaña militar rusa en ese país el pasado 24 de febrero.

“Tenemos que construir un campamento especial de acuerdo con el derecho internacional” para alojarlos, dijo la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereschuk.