Putin y Xi se reunirán cara a cara la próxima semana, dice enviado ruso, según medios estatales

Hong Kong (CNN) — El líder chino, Xi Jinping, y el presidente ruso, Vladimir Putin, se reunirán al margen de una cumbre en Uzbekistán la próxima semana, dijo el miércoles a los periodistas el enviado de Rusia a Beijing, Andrey Denisov, según la agencia estatal de noticias rusa Tass.

El esperado encuentro en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) sería el primer cara a cara entre los dos líderes, que han establecido una estrecha relación desde la invasión rusa de Ucrania a principios de este año.

También sería el primer viaje al extranjero de Xi desde los primeros días de la pandemia de coronavirus, y se producirá pocas semanas antes de una importante reunión política en Beijing, donde se espera que rompa con la tradición y asuma un tercer mandato en el poder, consolidando su papel como el líder más poderoso de China en décadas.

El presidente chino, Xi Jinping, sostiene conversaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin, en la Casa de Huéspedes Estatal Diaoyutai en Beijing, capital de China, el 4 de febrero de 2022.

El miércoles, el líder número tres de China, Li Zhanshu, miembro del Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista Chino, se convirtió en el funcionario de más alto rango en salir de China desde 2020, cuando llegó a Vladivostok para asistir al Foro Económico Oriental. Se esperaba que Li se reuniera con Putin el miércoles, según Tass.

La reunión prevista para la próxima semana entre Xi y Putin, y la elección del destino para el primer viaje al extranjero de Xi, señala la importancia de la relación rusa para China, incluso frente al golpe internacional contra Moscú después de su invasión no provocada de Ucrania a principios de este año.

Moscú y Beijing se han convertido en socios más cercanos en los últimos años, ya que ambos enfrentan tensiones con Occidente, y Xi y Putin declararon que los dos países tenían una asociación «sin límite» semanas antes de la invasión rusa de Ucrania. Desde entonces, Beijing se ha negado a condenar la agresión y, en cambio, ha culpado repetidamente del conflicto a la OTAN y a Estados Unidos.

Cuando se le preguntó sobre los planes de viaje de Xi a Asia Central este mes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo el miércoles que no podía proporcionar ninguna información.

La posible visita a Asia Central como la primera visita oficial de Xi fuera de China desde principios de 2020 también sería un guiño a su propio legado al impulsar el perfil internacional de China durante su década en el poder. Xi anunció su emblemática Iniciativa de la Franja y la Ruta durante una visita a Kazajstán en 2013.

La cumbre de la OCS se llevará a cabo a partir del 15 de septiembre en Samarcanda, Uzbekistán. La organización está compuesta por China, India, Kazajstán, Kirguistán, Rusia, Pakistán, Tayikistán y Uzbekistán.

Alfred Wu, profesor asociado de la Escuela de Políticas Públicas Lee Kuan Yew de la Universidad Nacional de Singapur, dijo que la decisión de Xi de hacer un inusual viaje al extranjero apenas unas semanas antes del 20º Congreso del Partido de China podría interpretarse como una señal de la confianza y de la fuerza del líder.

«Muestra que la mayoría de las decisiones sobre los arreglos de personal para su tercer mandato probablemente ya se hayan tomado… Realmente no creo que esté bajo desafío a nivel nacional», dijo Wu.

Putin es uno de los pocos líderes mundiales con los que Xi se ha reunido cara a cara desde principios de 2020. El líder ruso viajó a Beijing para sus Juegos Olímpicos de Invierno en febrero de este año y fue visto como el líder mundial más destacado en unirse al evento, que varias naciones occidentales boicotearon, citando el historial de derechos humanos de China.

Fue en esa reunión que los dos enmarcaron su asociación «sin límites» y publicaron un documento de 5.000 palabras expresando su oposición compartida a la «ampliación adicional de la OTAN» y comprometiéndose a «permanecer muy alerta sobre el impacto negativo de la Estrategia del Indo-Pacífico de Estados Unidos».

China ha seguido hablando en contra de las sanciones occidentales contra Moscú y se negó a condenar a Rusia, mientras que las compañías energéticas chinas compraron suministros energéticos rusos a niveles récord en una bendición para las empresas rusas en medio de las sanciones occidentales.

El martes, el gigante energético ruso Gazprom dijo que había firmado un acuerdo para comenzar a cambiar los pagos por el suministro de gas a China a yuanes y rublos en lugar de dólares, un desarrollo al que se refirió Putin en su discurso del miércoles en el Foro Económico Oriental.

Mientras que Rusia y China se han acercado por las respectivas fricciones con Occidente, la relación personal entre los dos líderes, en la que Xi ha descrito a Putin como su «mejor amigo del alma», también se piensa para reforzar la dinámica de su relación de fortalecimiento a nivel nacional.

Los dos líderes han hablado dos veces por teléfono desde la invasión rusa de Ucrania, según lecturas oficiales. Su última llamada, que coincidió con el cumpleaños número 69 de Xi, continuó la tendencia de que los dos líderes celebraran los cumpleaños del otro cuando coincidían con compromisos diplomáticos.

China estaba «dispuesta a trabajar con Rusia para promover la solidaridad y la cooperación entre los países de mercados emergentes… e impulsar el desarrollo del orden internacional y la gobernanza global hacia una dirección más justa y razonable», dijo Xi en ese momento.

El viaje esperado y la cumbre secundaria de este mes solo servirían para reforzar esa relación, lo que en sí mismo sería una declaración significativa sobre dónde el líder actual y futuro de China ve las lealtades de su país.

Wu en Singapur dijo que espera que la reunión consolide aún más la amistad entre Xi y Putin, y entre China y Rusia. Dijo que no sorprende que Xi elija reunirse con Putin en lugar de con líderes de Estados Unidos o Europa en su primer viaje al extranjero desde la pandemia.

«Si va a Estados Unidos o Europa, probablemente enfrentará muchos desafíos. Cuando vaya a Putin, recibirá todo tipo de elogios de su amigo, quien está feliz de que sea un hombre fuerte», dijo Wu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.