Pro Consumidor perseguirá comerciantes que venden medicamentos falsificados

El director ejecutivo del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Eddy Alcántara, declaró este martes que esa institución enfrenta con decisión y firmeza a los comerciantes que se dedican a la venta de medicamentos falsificados, alimentos vencidos, en mal estado y a la estafa en los combustibles y otros productos, por constituir acciones fraudulentas que conllevan riesgos para la salud y seguridad de los consumidores.

Alcántara dijo que han recibido muchas denuncias de venta de medicamentos falsificados, lo que constituye un crimen para las personas que los consumen, igual que los alimentos vencidos y en mal estado que han sido decomisados en diferentes establecimientos.

Indicó que también continuarán enfrentando a los fabricantes, distribuidores y vendedores de bebidas alcohólicas adulteradas que siguen provocando la muerte de muchas personas en todo el territorio nacional.

Sobre los combustibles, expresó que hay quejas frecuentes de engaños porque no despachan la cantidad que el consumidor está comprando y eso se da principalmente en muchas envasadoras de Gas Licuado de Petróleo (GLP).

También refirió que está enfrentando a quienes trafican con cigarrillos que son introducidos de manera clandestina al territorio nacional por la frontera con Haití y que se venden en muchos colmados del país, y que en operativos realizados por Pro Consumidor se han decomisado cantidades de estos productos.

“La entidad está permanentemente revisando todas estas situaciones que le competen, y actuamos en función de lo que nos permite la ley”, aseguró.

Aclaró que Pro Consumidor no es un organismo represivo sino de orientación, concientización y de conciliación para que el productor, empresario o prestador de servicio entienda que debe comercializar conforme a lo que establece la ley con el fin de que el consumidor reciba un producto que esté dentro de los estándares de calidad que dispone la normativa.

“Entendemos que cuando un consumidor vaya a un comercio a comprar un determinado producto, debe recibirlo en las condiciones adecuadas para ser consumido, que no afecte su salud y seguridad”, explicó Alcántara.