Preocupación en Puerto Rico por alza de casos y relajación de ciudadanía

Puerto Rico registra un aumento de contagios que preocupa a las autoridades debido a la relajación de la ciudadanía y de turistas ante las normas de protección sanitarias que la Semana Santa dejó en evidencia en forma de aglomeraciones e incidentes.

El presidente del Colegio Médicos Cirujanos de Puerto Rico, Víctor Ramos, señaló este lunes a Efe que es evidente que las aglomeraciones que se han registrado en la isla durante los días de la Semana Santa aumentarán los contagios.

Ramos se refería a la polémica levantada después de que a través de las redes sociales se divulgaran unas imágenes del pasado fin de semana en las que se podía observar una aglomeración de, probablemente, centenares de personas junto a sus embarcaciones -amarrada una junto a otra- en Cayo Caracoles, en el municipio sureño de Lajas.

La divulgación del ‘desmadre’ que se vivió provocó que la Policía acudiera al lugar junto a efectivos del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para desalojar el área.

Las fuerzas de seguridad llegaron ya tarde, cuando la mayoría de las personas habían puesto rumbo a sus casas.

Las imágenes que denotaban falta de control llegan cuando hoy el Departamento de Salud informó de 311 nuevos contagios confirmados por la COVID-19 y 246 adultos hospitalizados por el virus, de los cuales 31 tienen que usar un respirador.

Tendencia al alza

Las cifras de este lunes confirman una tendencia imparable al alza en los contagios por el coronavirus en Puerto Rico, que desde que comenzó la pandemia se ha cobrado la vida de 2,131 personas.

“Pero lo que más preocupa sobre este pasado fin de semana es lo que no se vio”, dijo Ramos, tras subrayar que lo que sucedió en una playa del municipio de Lajas es solamente una pequeña muestra de lo que pasó a lo largo de toda la costa de la isla, algo que como advirtió pasará factura durante las próximas semanas.

Ramos subrayó que las consecuencias de esta Semana Santa, probablemente, serán peores que las que se sufrieron tras las elecciones primarias del pasado mes de agosto, cuando las lógicas concentraciones provocaron un repunte de casos.

Dijo también que el repunte de casos de las últimas semanas preocupa por si estuviera asociado a una nueva variante de la COVID-19.

Las personas retoman hábitos previos a la pandemia

Respecto a las causas de esta relación entre la ciudadanía, sostuvo que hay varias causas, entre las que apuntó el que ya hay un porcentaje considerable de personas vacunadas, que la gente se hace ya menos pruebas de contagio y, en general, que con el paso del tiempo las personas han retomado los hábitos de conducta previos al comienzo de la pandemia.

Ramos destacó que una de las medidas que se deben de tomar para contener la expansión del virus es tratar de evitar los contagios que llegan desde el aeropuerto de San Juan, que como dijo es utilizado en especial por puertorriqueños que viven en Estados Unidos, aunque también por los turistas que llegan desde EE.UU. continental.

El colectivo de turistas es noticia cada vez con mayor frecuencia desde que hace meses los precios de los vuelos permitieran que lleguen a la isla visitantes de bajo presupuesto que no dejan de protagonizar incidentes, muchos de ellos asociados a no cumplir con los protocolos sanitarios, el último este domingo con tres mujeres que viajaban a Florida como protagonistas.

La Policía de Puerto Rico se vio obligada a intervenir después de que las tres mujeres se negaran a utilizar la mascarilla en un vuelo que partía de San Juan rumbo a Fort Lauderdale, en el estado de Florida (EE.UU.).

La Coalición Científica nombrada por el gobernador Pedro Pierluisi pidió este fin de semana que se tomen medidas más restrictivas pasa luchar contra la COVID-19 debido al preocupante repunte de contagios.