Policías mataron a tiros joven en Villa Faro pese a súplicas de la madre

Familiares de un joven muerto a tiros a manos de agentes de la Policía Nacional en Villa Faro, Santo Domingo Este, calificaron el hecho como un abuso y pidieron que se haga justicia, al afirmar que no era un delincuente ni estaba armado. 

José Antonio Espinal Gutiérrez, de 30 años, fue ultimado por dos miembros de la Policía Nacional la tarde del pasado miércoles en un callejón ubicado en la carretera de Mendoza, esquina calle Quinta.

La madre del fallecido, Josefina Gutiérrez, dice que hasta ahora no tiene ninguna explicación por la que no bastaron sus súplicas ni las de otros familiares de la víctima para que no le hicieran los disparos que le arrebataron la vida.                                                                           

“El hijo mío venía en un motor; se desmontó del motor y un policía fue de una vez para encima de él. El de atrás lo primero que hizo fue que sacó su pistola y le dio un tiro en un pie”, dijo la mujer al narrar cómo inició el suceso del cual hay un vídeo que circula en las redes sociales y en el que ella aparece intercediendo por el joven mientras es baleado.                                                                 

Explica que los agentes intimidaban a todo el que quería acercase apuntándole con sus armas, incluyendo a un sobrino de este, de 14 años de edad, y continuaron disparando contra su hijo, quien murió en sus brazos.                                               

Sostiene que José, quién era padre de cuatro menores, se dirigía hacia su casa que está a pocos metros de donde lo mataron y que, a pesar de que no estaba laborando formalmente debido a problemas de salud, no cometía actos reñidos con la ley.                                                                            

Deplora que hasta el momento no ha recibido ninguna explicación oficial del suceso ni siquiera por la policía de la zona.                                                                           

Este viernes todavía la familia está a la espera de que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses entregue el cadáver, cuya sepultura está contemplada para este sábado en el cementerio Cristo Salvador.                      

Están suspendidos                                         

El vocero de la Policía Nacional, coronel Diego Pesqueira, dijo que los agentes involucrados en el incidente están suspendidos y están bajo investigación por parte de los organismos de control de la institución.                                                               

Indica que de acuerdo a la versión ofrecida por los policías actuantes, José Antonio se desplazaba junto a otra persona en una motocicleta y era perseguido por estos, los que intentaron detenerlos, circunstancias en que el joven hizo intento de jalar un revólver calibre 38 que portaba y que se había negado a entregar.                                    

“La Policía Nacional tiene una investigación en curso para establecer las reales circunstancias en que se produjo el hecho que quedó captado en video que circula en las distintas plataformas de redes sociales, y el director general reitera que las malas actuaciones no serán permitidas dentro de la institución”, sostuvo Pesqueira.                                         

“El reporte preliminar del caso da cuenta que estos agentes daban seguimiento al hoy occiso y otra persona que iban en una motocicleta e indican ellos, siempre de acuerdo a su versión que la persona portaba un revólver, calibre 38, el cual le fue ocupado y en esas circunstancias habría hecho ademanes para disparar y se negaba a entregar dicha arma”, reiteró el vocero policial.