Petróleo de Texas cierra con caída del 6.2 % hasta US$57.76 el barril

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este martes con una caída del 6.2 % y se situó en 57.76 dólares, en una nueva corrección del mercado derivada del agravamiento de la pandemia y la reimposición de restricciones en países europeos.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo, el nuevo mes de referencia, restaron 3.80 dólares con respecto al cierre del día anterior.

El crudo de referencia estadounidense ya acumula una pérdida del 13 % desde su pico de 66,09 dólares que los expertos atribuyen al temor por la ralentización de la demanda en Europa a consecuencia de los nuevos confinamientos y la lentitud en la vacunación contra la covid-19.

“Parece que varias economías grandes en Europa podrían no experimentar un despegue económico hasta dentro de unos meses más, así que los operadores han estado deshaciéndose de petróleo como consecuencia”, opinó el analista David Madden, de CMC Markets UK.

Alemania, el mayor consumidor de petróleo en el Viejo Continente, ha dado la vuelta a su desescalada e impuesto un nuevo confinamiento hasta el 18 de abril debido a la subida en los contagios, mientras en Francia casi un tercio de la población está bajo medidas restrictivas por el mismo motivo.

“Los riesgos de la pandemia de covid-19 son muy reales y con la mayor parte de Europa en confinamiento antes de Pascua, la demanda de combustible para carretera parece predispuesta a llevarse un golpe en lo que sería una buena temporada”, dijo el analista Bjornar Tonhaugen, de Rystad Energy.

Por otra parte, el mercado estadounidense está pendiente de las cifras semanales de reservas, sobre las que ofrecerá una primera lectura esta tarde el American Petroleum Institute, un grupo privado del sector, y mañana aportará el dato oficial el Gobierno de EE.UU.

Los expertos han vaticinado una caída de casi un millón de barriles en la semana terminada el 19 de marzo, fruto de la mayor utilización de las refinerías tras el parón de producción y el sobrealmacenamiento provocados por la tormenta invernal en Texas el mes pasado.

Los contratos de gasolina con vencimiento en abril bajaron 6 centavos hasta 1.90 dólares el galón, y los de gas natural para entrega el mismo mes recortaron más de 7 centavos hasta 2.51 dólares por cada mil pies cúbicos.