Perú reporta daños en el famoso geoglifo “El candelabro de Paracas”

El Ministerio de Cultura de Perú confirmó este domingo que el gigantesco geoglifo (figura) conocido como “El candelabro de Paracas“, considerado Patrimonio Cultural de la Nación, ha sido dañado por desconocidos, lo que motivó la activación de acciones para salvaguardar su integridad.

El ministerio señaló, en un comunicado, que la figura, de unos 170 metros de extensión y trazada a una profundidad de 1.20 metros en la ladera de un cerro de arena ubicado frente al mar de Paracas, localidad costera en la región sureña de Ica, ha sufrido “la afectación del brazo derecho, brazo izquierdo y parte central”.

La información detalló que este sábado se recibió un reporte de un equipo del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) sobre “una afectación” en el geoglifo, por lo que personal de Cultura de Ica llegó hasta el lugar.

Los especialistas verificaron en ese momento “varias huellas de pisadas muy cerca a la figura”, al parecer de tres personas, así como de una camioneta, mientras que este domingo el Sernanp reportó nuevos hechos de “afectación directa” a la imagen.

Ante esto, el personal especializado volvió al lugar junto con agentes de la Policía de Turismo, donde constataron “dos senderos de pisadas” de forma zigzagueante en la figura.

Las autoridades de Cultura aseguraron que están “tomando todas las acciones necesarias de investigación” para identificar a los presuntos responsables y coordinan las labores de restauración para borrar las huellas para que “el bien cultural vuelva a su estado anterior”.

El Ministerio de Cultura recordó que el paisaje que enmarca “El candelabro” se encuentra al interior del Área de Reserva Nacional de Paracas y fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 29 de diciembre de 2016.

“Por su diseño, construcción y localización, el Paisaje Cultural “El candelabro de Paracas” es el único registrado formalmente en todo el continente americano. No existe otro trazado con la misma representación, cualidades y ubicación”, destacó.

Añadió que por sus características, “en términos de fragilidad y exposición”, solo se permite su observación desde el mar “por lo que está terminantemente prohibido el ingreso a la zona intangible de forma peatonal o bajo cualquier medio de transporte.”

“En concordancia con la Ley General de Patrimonio Cultural de la Nación, cualquier afectación sobre este bien cultural constituye un delito”, concluyó el ministerio.

A pesar de que algunos investigadores han relacionado a “El candelabro” con las famosos y cercanas Líneas de Nazca, no existe un consenso sobre su origen, pero se ha convertido en una de las imágenes turísticas más representativas y simbólicas de Perú.