Personalidades del deporte lamentan fallecimiento de Hugo Cabrera

El fallecimiento del inmenso, Hugo Cabrera, estrella del baloncesto dominicano e inmortal del deporte, causó diferentes manifestaciones de pesar, entre las que se cuentan las expresiones del presidente de la Federación Dominicana de Baloncesto, ingeniero Rafael Uribe y de varios cronistas deportivos.

“Era un caballero como persona, sus cualidades como atleta, como gran jugador de baloncesto, las mostró en sus compromisos locales y representándonos en playas extranjeras, por lo que su nombre figura con letras de oro en la inmortalidad de nuestro deporte”, afirmó Uribe a Diario Libre.

Jorge Torres, presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos de la Santo Domingo (ACD) dijo: “Cabrera representó una época en el baloncesto dominicano, que es recordada con agrado por todos los que estamos en el deporte”.

Muy temprano en la madruga Aldo Leschhorn puso un tuit donde manifestó: “Los grandes no mueren, trascienden. Gracias por tu legado Hugo Cabrera”.

El periodista Roosevelt Comarazamy: Hugo Cabrera indició que no solo Cabrera fue un inmenso jugador de baloncesto, sino un extraordinario ser humano. «Con su partida, deja un vacío en el alma de sus amigos y admiradores ¡Paz a su alma!, añadió.

Otros que expresaron pesar por el fallecimiento fueron el periodista Gustavo Rodríguez, quien recordó cuando el estelar jugador llegó a la inmortalidad del deporte dominicano.

“Paz al alma de nuestro grandioso atleta y gran amigo Hugo”, expresó en sus ruegos Andrés Vanderhorst, pasado quien fuera Secretario de Deportes.

Otro exsecretario de Deportes y luego ministro, Felipe Payano, quien jugó con Cabrera en San Lázaro, también manifestó tristeza por su fallecimiento y recordó lo que definió como “momento histórico”, cuando República Dominicana venció a los Estados Unidos en 1989.

Otro que también colgó un tuit en su cuenta fue el político Guido Gómez Mazara. «Cabrera, Jones, Prince, Rozón y Héctor, el histórico quinteto lazareño. Tremenda rivalidad con Naco y la insuperable narración de Frank Krawinkel, momentos inolvidables de la media naranja del palacio de los deportes. Oh, el tiempo», manifestó.