Nacionales

Pastores haitianos condenan crimen de misioneros extranjeros

Puerto Príncipe, 27 may (Prensa Latina) .- La Conferencia de Pastores Haitianos (Copah) condenó hoy el asesinato de tres misioneros extranjeros que trabajaban en un orfanato en el país caribeño, donde las pandillas siguen sembrando el pánico y el terror.

El trágico hecho «es un conmovedor recordatorio de la urgencia de una acción decisiva y concertada para restaurar la paz y la seguridad en Haití», subraya un comunicado de la Copah.

Este asesinato brutal es un acto bárbaro, que debe marcar el principio del fin de esta macabra serie, enfatiza el texto de la entidad religiosa.

LOS HECHOS

Natalie Lloyd, Davy Lloyd y Jude Lloyd fueron emboscados la noche del 23 de mayo por un grupo de criminales cuando regresaban de la Iglesia.

Davy Lloyd fue golpeado y llevado a la fuerza a su casa por los asaltantes, que luego saquearon sus pertenencias antes de irse.

De repente, apareció otra pandilla que intervino alegando que quería ayudar, pero la situación rápidamente se convirtió en una confrontación violenta.

Hubo disparos, poniendo en peligro la vida de Davy, Natalie y Jude Lloyd, y a despecho de los desesperados intentos de negociación y rescate, incluida la búsqueda de una evacuación segura, los esfuerzos por salvarlos fracasaron, relató el diario Juno 7.

El rotativo de formato digital precisó que Natalie Lloyd es hija del congresista del estado norteamericano de Missouri, Ben Baker, y Davy Lloyd, su yerno.    Al mismo tiempo, Jude Lloyd, un haitiano-dominicano, fue asesinado cuando las pandillas irrumpieron en el orfanato, ubicado en la llanura de Cul-de-Sac.

BANDA «PERROS DESAGRADABLES»

El diario Le Facteur Haiti, que también se hizo eco de la noticia, señaló que entre las bandas estaba la denominada Perros Desagradables.

Estos saquearon el orfanato, se llevaron vehículos y tomaron como rehenes a varios niños, según el testimonio de los funcionarios de la misión a la que pertenecían los asesinados.

Juno 7 recordó que en el 2022 una pandilla tomó como rehenes a 20 misioneros. El jefe de la misma es Vitel Homme Innocent, por quien el Departamento de Estado norteamericano ofrece una recompensa de hasta dos millones de dólares a quien informe sobre su paradero.

Algunas personas en la nación caribeña se sintieron contrariadas recientemente porque el mismo Vitel Homme Innocent concedió una entrevista a la CNN, un medio de comunicación de Estados Unidos, país que le puso precio a su cabeza.

oda/joe

 

PL-218

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *