Nacionales

Advertencia de aliado al PRM: Sin 1924 no hay 1928

La expresión es tan obvia que hasta parece sin sentido. Pero no es así, y las razones son más que evidentes. Solamente porque necesito llamar la atención de un viejo amigo de los tiempos de la escuela secundaria, voy a plantear esta preocupación de manera pública. Aunque él (mi amigo) no me lo haya pedido realmente, trataré de explicar en esta media cuartilla el ambiente político partidario que estoy percibiendo en Nueva York.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM está en un momento trascendental y de sus acciones en esta fase final de la campaña electoral depende que pueda recobrar el antiguo prestigio que tuvo cuando Peña Gómez aún vivía.

En más de una ocasión -yo, que para entonces me había acercado al viejo PRD- le escuché decir que “la seccional de Nueva York era uno de sus organismos favoritos dentro del partido”. Quizás no con estas mismas palabras pero, todos recuerdan el orgullo que destilaba al hablar de lo combativa que era dicha seccional.

Hoy, sin embargo, la situación es muy diferente; y no es porque hayan cambiado lo de “dominicano” por “moderno” sino, porque parece que han perdido la mística, y con ello la combatividad de otrora. En realidad, no le han buscado una expresión moderna al antiguo grito de guerra de “lo que diga Peña es lo que va”, que a decir verdad, no era tan racional, pero si efectivo para construir y mantener la unidad interna.

La duda arropa a los perremeístas porque no han podido identificar al sucesor moderno de José Fco. Peña Gómez y parecen estar buscando en las páginas del calendario del 1928, algo que está escrito en el libro de 1924.

En buen castellano “están tratando de cruzar el río antes de llegar al puente” y esto puede resultar peligroso, porque si el río político se comporta como el río Fula, que se desborda de pronto y podemos perecer ahogados.

El tránsito hacia el “modernismo” los ha dejado algo confusos y no han podido llegar a  comprender que Peña Gómez -por razones históricas muy entendibles- condujo el PRD en la oposición, pero hoy, con el PRM, están en el poder y no dan señales de entender que el líder de hoy no es un líder en la oposición sino en el poder. Aunque está claro y es evidente, no visualizan que el líder hoy es Luis Rodolfo Abinader Corona.

No se trata de sustituir ni de pretender igualar a Peña Gómez con Luis Abinader, ya que son dos personajes de diferentes épocas y diferentes condiciones sociales, pero ambos de profunda vocación democrática que, además les ha tocado interactuar en dos escenarios muy distintos.

Si se quiere interpretar correctamente el momento que vive el PRM con Luis Abinader, hay que volver al pasado e interpretar el momento que vivió Peña Gómez con el PRD. Si en ese momento la consigna era Lo que diga Peña es lo que va, hoy debe estar fijado en la mente de los perremeístas que: Lo que diga Abinader es lo que va.

 Y ¿qué es lo que puede decir Abinader hoy?.

Lo que siempre ha demostrado con los hechos:

1.     Hay que ganar en mayo con más ventaja que en febrero

2.     Para ganar en el 2028 hay que ganar ampliamente en el 2024

3.     En el exterior, especialmente en Nueva York, tenemos que llevar la gente a votar y reducir la abstención al mínimo posible; y en RD también

4.     Tenemos que lograr una mayoría privilegiada en el Senado y la Cámara de Diputados, para poder hacer las grandes transformaciones que       necesita el país

5.     Cuídense de los delincuentes que se acercan a la campaña en busca de impunidad

6.     Cuidado con el dinero sucio

7.     Respeten a todo el mundo opositor, porque yo represento a todos los dominicanos, incluidos los que votan en contra nuestra

8.     Los votos ni se miden ni se pesan, solo se cuentan y mientras más sean, mejor

9.     El 16 de agosto empezamos el período de consagración del Gobierno del Cambio y de las grandes transformaciones, y por último

10.  Cuando lleguemos al 2028, hablaremos del 2028, no antes

¡Vivimos, seguiremos disparando!

[email protected]

jpm-am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *