Mueren los espacios culturales de El Seibo

Esta provincia nació con la Constitución de la República Dominicana, en 1844 y ha tenido participación en todos los hechos históricos y culturales que han sucedido en el país. Además, como otras provincias es rica en cultura, creando un ambiente de alegría y colorido que marca la autenticidad de lo que este pueblo lleva dentro, de lo que es y de lo que hace.

El Seibo ha hecho uso del tiempo para consolidarse como una de las regiones más importantes, productivas y amenas del país.

Otro de los aspectos más interesantes de este pueblo es su riqueza cultural, y aquí la celebración de sus fiestas patronales lo dice todo. Este evento enmarca una parte importante de las tradiciones históricas y culturales de El Seibo: atabales, velorios, juegos populares, competencias deportivas y desfiles de caballos de paso fino.

Se recuerda que los atabales o fiestas de recordación o religiosidad popular son costumbres heredadas de los españoles y el negro esclavo de África, que se establecieron en América Latina y el Caribe durante la época de la colonización hacia 1512 y que sirven como espacio cultural de encuentro y punto donde los pueblerinos y aldeanos convergen para afianzar su identidad.

Sin embargo, con el paso del tiempo, estas tradiciones culturales han cambiado en la manera que actualmente son celebradas, así lo manifestó José Peguero Constanzo, historiador seibano, quien dijo que las tradiciones de El Seibo han cambiado en un 100 por ciento.

“Las corridas de toros, que es la efervescencia de las fiestas patronales, ha variado. Antes en el siglo pasado se traían toreros tanto de México, como de España y hasta de Colombia. Ellos nos animaban y nos enseñaban el arte de torear, que hacía muy amena y concurrida las corridas de toros”, expresó.

Dijo, además, que hoy día la gente del campo no acude a las fiestas patronales, por lo que ha ido desapareciendo la esencia de lo que son sus tradicionales fiestas, como la enramada donde se tocaba el palo, el reinado, competencias del barrio mejor adornado en las fiestas patronales, y que todas estas tradiciones han quedado en el olvido.

Tradiciones

Las fiestas patronales Seibanas son celebradas en honor a la Santísima Cruz, quien es la patrona del pueblo seibano. Estas fiestas patronales son celebradas con gran regocijo y en parte con gran sentido religioso.

Las corridas de toros que se originan en España, con la llegada de los colonizadores a estas tierras, esparcieron las tradiciones taurinas en diversas regiones, acentuándose más en El Seibo.

Por tal razón, cada año son motivo de celebración con alegría y gran entusiasmo las corridas en honor a la Santísima Cruz, el último tesoro español que vino al país.

Los atables son muy populares en las fiestas patronales seibanas, se celebra cada noche hasta el amanecer en las enramadas de los más importantes barrios de pueblo seibano.

En cuanto a las fiestas de carnaval, El Seibo siempre dice presente con su majestuoso colorido de comparsas y diablos cojuelos, y la alegría que invaden las multitudes en un día que todo sucede.

Las calles se visten de gala y todo el pueblo respalda el llamado a lo que es un día de colores, disfraces y mucha creatividad.

La Iglesia católica seibana fue la primera en construirse en 1681. En ese mismo año el dignatario eclesiástico, Fernando de Navarrete, arzobispo de Santo Domingo, en esa época visitó El Seibo para consagrar la iglesia parroquial.

La edificación de esta casa de oración se realizó paulatinamente conllevando un largo período de trabajos sucesivos, gracias a la colaboración desinteresada de los fieles, quienes hicieron un intenso trabajo para finalizar la obra.

Las actividades culturales del municipio Santa Cruz de El Seibo se han perdido, según cuenta, el comunicador Danny Santana, quien dijo que ya en El Seibo no se realizan Los Atabales de Nino Solano, los Atabales en los distintos sectores o barrios de la ciudad.

También dijo que se han perdido los juegos populares, como el palo encebado, las corridas de sacos, la cuchara y el huevo, entre otros.

Según el gestor cultural de esta provincia de El Seibo, Juan Pradio, hay muchas actividades que antes se realizan y que hoy han perdido su esencia, pero entiende que en la medida que los pueblos avanzan se van transformando.

“El Seibo tiene muchas riquezas culturales y personajes que fueron valiosos a través de la historia y tiene también muchas tradiciones, fuera de lo que conocemos. Las corridas de toros (en) esta provincia tienen su propia esencia”, manifestó Pradio.

Entiende que el Ministerio de Cultura debería tratar de preservar lo que son los atabales, los juegos populares, las corridas de sacos, el palo encebao y otras que se realizaban en las actividades propias de las fiestas patronales que se han perdido.

Aseguró que ahora las fiestas implican traer músicos y poner una amplificación en un determinado lugar y aunque eso no esté mal, todas las demás tradiciones culturales de esta provincia han languidecido, por lo que es necesario que sean rescatadas.

Ciudadanos

Las actividades culturales de esta provincia de El Seibo se han perdido, manifestó el comunicador, Danny Mercedes, quien también entiende que aquí ya no se realizan los atabales en los distintos sectores de la ciudad.

“Se han perdido los juegos populares como era el palo encebao, las corridas de saco, la cuchara y el huevo, entre otros”, dijo.

Para rescatar esas actividades culturales que se han perdido, entiende que tendrían que auxiliarse del Ministerio de Cultura, ya que esa institución tiene personas que imparten charlas culturales en provincias y municipios, para que la nueva generación conozca y se interese por esas tradiciones que se han olvidado.

En ese ámbito, el presidente del Consejo de Regidores de esta provincia, Luis Chalas, dijo que desde mucho antes de la llegada del COVID-19, algunas tradiciones que ya habían desaparecido y que, en su gestión, son parte de las iniciativas que, junto con el alcalde, Leo Francis Zorrilla, han venido implementando, para retomar todas esas tradiciones que hoy se han esfumado de las fiestas populares que en esta provincia se realizaban.

“Aquí en el ayuntamiento se hacia un brindis con los todos seibanos ausentes y hoy eso ya no se hace y esa es una de las cosas que vamos a retomar. Creo que con la ayuda de Dios pronto volveremos a la normalidad y podremos a hacer patronales y retomar algunas tradiciones”, adujo el funcionario.

Resaltó que como seibanos deben propugnar por la terminación de la Plaza Multisectorial, ya que, por un asunto de ego de algunos compueblanos, está paralizada su construcción.

“Debemos iniciar una campaña para que se retome de nuevo, los trabajos de la construcción de la Plaza de Toros y Plaza Multiuso, ya que, además, recientemente fueron declaradas, por el Senado de la República, las corridas de toros como patrimonio cultural de la República Dominicana», indicó.