Ministro de Salud Pública recibe primera dosis de vacuna contra el COVID-19

El ministro de Salud Pública, doctor Daniel Rivera, recibió este sábado la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, una año después de padecer la enfermedad.

Rivera dijo que la vacuna aumentará sus anticuerpos, por lo que sugirió a quienes han padecido la enfermedad a aplicarse su refuerzo porque el hecho de haberlo padecido no evita, por sí solo, un nuevo contagio.

La vacuna fue aplicada por la enfermera Karina Rodríguez en la dirección provincial de Salud en Santiago, de quien el funcionario dijo tiene “buenas manos” para inyectar. Sostuvo que no sintió ningún tipo de reacción, lo que asegura se debe a las ventajas que tiene la Sinovac, cuya administración no molesta por la temperatura del fármaco.

‘’Como a mí me dio el COVID, está estipulado que debemos ponernos un refuerzo, se cree que todos los que se hacen este refuerzo, quizás entre 6 a 8 meses volver a ponerse un segundo refuerzo. Se ha dicho que la enfermedad no te cubre, te cubre la vacunación’’, explicó el ministro.

A partir de este lunes, se administrará la dosis de COVID-19 a las personas mayores de 50 años de edad, por lo que el funcionario hizo el llamado a profesores de educación superior, pacientes de hemodiálisis, cáncer y el personal que resta de educación básica, transportistas a acercarse a los puestos de vacunación para inocularse.

También pidió al personal de farmacias, que dijo es un personal de riesgo, acercarse a los puestos de vacunación.

Rivera, exhortó a la población no descuidar los protocolos para evitar el contagio como la vacunación, lavado de manos, distanciamiento físico y uso de mascarillas.

Metanol

El ministro de Salud resaltó los esfuerzos que hace el gobierno para enfrentar la fabricación, comercialización y consumo de bebidas alcohólicas adulteradas con metanol que han quitado la vida a más de un centenar de personas este año.

Dijo que la emisión del Decreto 275-21, que establece requisitos adicionales para la obtención del certificado de inscripción de drogas controladas para el uso del metanol y otros alcoholes, persiguen evitar un uso inadecuado de este componente.

Explicó que las autoridades han incautado y derramado más de 25 mil litros de estas bebidas adulteradas.