Miller vuelve a Súper Bowl, a seis años de ser el Más Valioso

Zac Taylor envió un mensaje de texto a Sean McVay después de que los Rams de Los Ángeles adquirieron a Von Miller, procedente de los Broncos de Denver, mediante un canje a la mitad de la campaña.

No fue para felicitarlo, sino para agradecerle.«Cuando ganas un título, eso te genera adicción, como si lo quisieras todo el tiempo. Y en los últimos años no hemos estado cerca siquiera. Así, venir a los Rams de Los Ángeles ha sido una verdadera bendición»Von MillerLinebacker de los Rams de Los Ángeles“

Los Bengals iban a viajar a Denver en diciembre, y el entrenador en jefe de Cincinnati estaba agradecido por no tener que preocuparse por enfrentar al líder de capturas de quarterback en la historia de los Broncos, quien no echaría más a perder su plan de juego.

«Poco sabía de lo que iba a pasar», dijo Taylor esta semana, con una sonrisa, mientras sopesaba formas de evitar que Miller atormente a Joe Burrow como lo hizo con Cam Newton en el Super Bowl 50, hace seis años.

Taylor dijo que Miller requiere de una atención especial, incluso a los 32 años y en un equipo que cuenta también con Aaron Donald y Jalen Ramsey.

«No hay duda», dijo. «Von Miller es Von Miller».

Es el mismo astro que celebró una de las mejores actuaciones defensivas en la historia del Super Bowl con un contrato sin precedente por seis años y 114 millones de dólares y con lo que Peyton Manning consideró una «gira mundial de festejo», un periodo de cinco meses que abarcó apariciones con celebridades en la televisión, incluyendo concursos de baile, así como fiestas lujosas.

Miller no pudo volver a los playoffs sino hasta seis años después, tras ser cedido en canje a los Rams el 1 de noviembre. 

Fue un momento agridulce para Miller, quien todavía habla en primera persona cuando se refiere a los Broncos.

«Cuando ganas un título, eso te genera adicción, como si lo quisieras todo el tiempo», dijo Miller. «Y en los últimos años no hemos estado cerca siquiera. Así, venir a los Rams de Los Ángeles ha sido una verdadera bendición». 

George Paton, gerente general de los Broncos, adquirió dos selecciones de la segunda jornada del draft a cambio de Miller, quien estaba en el último año de su contrato.

Asimismo, Paton accedió a pagar 9 de los 10,5 millones de dólares restantes en el salario de Miller par 2021. Esencialmente, compró las selecciones de los Rams para la segunda y tercera ronda del draft en 2022.

«George Paton pudo haberme enviado a cualquier equipo de la NFL y estoy seguro de que pudo haber obtenido más», sugirió Miller. «Pagó la mayoría de mi salario para que pudiera venir a los Rams de Los Ángeles. Me enviaron a un candidato al Super Bowl. Y yo le digo gracias, porque siempre sentí que con él tuve una relación que iba más allá del fútbol americano».

Miller describió su estadía de más de una década en Denver y de media temporada en Los Ángeles como «tener a dos hijos: amas a los dos, aunque sean totalmente distintos».

Tras un comienzo lento con los Rams, agravado por un esguince de tobillo, Miller ha logrado siete capturas en sus últimos siete partidos, incluida una a Tom Brady, en la que provocó un balón suelto que los Rams controlaron para imponerse 30-27 sobre los Buccaneers en los playoffs.

Taylor experimentó originalmente la magnitud del juego de Miller en 2010, cuando era asistente graduado en Texas A&M, bajo las órdenes de su suegro Mike Sherman, exentrenador de los Packers. 

Miller guio a los Aggies a un récord de 9-4 y pronto se convirtió en la primera selección de John Elway en el draft, y en la segunda general después de Newton en el reclutamiento de 2011.

«Es parte de una de las temporadas más especiales de las que yo haya formado parte», dijo Taylor. «Von se hizo cargo de los partidos en aquella temporada y nos ayudó a vencer a equipos como Oklahoma, Nebraska y Texas. Así que siempre he querido mucho a Von. Estoy al tanto de sus capacidades y de cómo puede definir un partido. Lo he visto demasiadas veces en que se nos escapó a nosotros».