Los tropiezos de un año escolar que cuestiona la política educativa de RD

Cuando faltan menos de dos meses para que concluya la docencia del año escolar 2021-2022 y se apliquen las evaluaciones a los estudiantes, siguen latentes los problemas con los que comenzó. La falta de docentes, personal de apoyo, libros y centros educativos en los que aún no concluye el proceso de rehabilitación son algunas de las carencias que se arrastran.

A esto se agrega los escándalos con las licitaciones del almuerzo escolar del Instituto Nacional de Bienestar Magisterial (Inabie) y que terminaron en la destitución de su director Cecilio Rodríguez y otros funcionarios de la institución.

Luego de un año y siete meses fuera de las aulas por la pandemia de COVID-19, se inició el año escolar 2021-2022 con clases presenciales y la aplicación de un protocolo sanitario para impedir los contagios.

La apertura de las clases presenciales encontró miles de escuelas sin condiciones para la docencia, otras con los trabajos de mantenimiento a medias y decenas no pudieron comenzar porque no las habían intervenido.

Desde mayo de 2021, cinco mil planteles recibieron mantenimiento correctivo, debido al deterioro que registraban por años, informó el Ministerio de Educación. Pero todavía en muchas escuelas no han concluido los trabajos.

La falta de maestros

El Ministerio de Educación informó que el sistema educativo nacional necesitaba 19,181 profesores, motivo por el cual empezó el concurso de oposición docente en abril del pasado año.

Luego del proceso de registro y evaluación realizado por la Comisión Nacional de Concursos, 71 mil postulantes avanzaron para tomar las pruebas y los días 8 y 9 de septiembre se inició el proceso de evaluación que tuvo que ser abortado porque colapsó el sistema informático, se filtró una parte de las pruebas y se quemaron la mayoría de los postulantes.

Ante esta situación el Minerd integró una comisión de observadores para garantizar la transparencia del proceso. Sin embargo, los comisionados (16 instituciones educativas de prestigio en la sociedad) se vieron obligadas a renunciar porque no recibieron las informaciones requeridas, en las condiciones adecuadas para planificar el trabajo de campo para ejecutar la veeduría, tomando en cuenta la importancia que el proceso reviste para la sociedad.

En el ínterin fueron “nombrados de manera temporal”, unos 13 mil maestros para llenar las vacantes.

El proceso se reanudó en noviembre y en marzo de 2022 se anunció que aprobaron 29,567 maestros y reprobaron un total de 41,503, de total de 73,569 que se postularon.

El nombramiento de los docentes ha sido otro dolor de cabeza. Todavía no se han llenado todas las plazas, ha habido denuncias de designaciones por vinculaciones políticas y todavía la Comisión entrevista a los que quedaron cerca del punto de corte en la calificación para llenar las vacantes.

Los libros de texto

El Minerd inició la licitación de los libros de textos, impresos, en los niveles de Educación Inicial y Educación Primaria el 26 de agosto de 2021, faltando un mes para iniciar el año lectivo, por lo que se inició sin este importante apoyo, tanto para los estudiantes como para los docentes.

Previamente el Consejo Nacional de Educación aprobó la bibliografía de textos evaluados por la Dirección General de Currículo en coordinación con la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación OEI. Los libros no se actualizaban desde 2013.

Más de nueve millones de libros comenzaron a llegar a los centros educativos, a partir del 18 de febrero de 2022, luego de un acto oficial realizado por las autoridades, que invirtieron 3,200 millones de pesos,

Aún el Ministerio de Educación no ha iniciado el proceso de licitación de los textos del nivel de Secundaria que serán en versión digital.

Enfrentamiento con DGCP

Otro tema que llamó la atención fue que el Minerd llevara a la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP), ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA), por considerar que se “desbordó” en su competencia al ordenar en varias resoluciones la anulación de casi todos los lotes de netbooks, laptops y tabletas que contrató el Minerd en diciembre de 2020 por 10,324.4 millones de pesos.

El Minerd procuró el apoyo de los suplidores que ganaron la licitación, para que le apoyaran como intervinientes voluntarios.

En cuatro sentencias emitidas, el juez presidente interino, Diomede Y. Villalona G., acogió la solicitud de adopción de medida cautelar, interpuesta por el Minerd y en consecuencia ordenó suspender los efectos de las Resoluciones emitidas por el órgano regulador de las compras y contrataciones.

Enfrentamientos con la ADP

La Asociación Dominicana de Profesores (ADP), inició movilizaciones y paros de docencia en demanda de que las autoridades de Educación cumplan con el acuerdo firmado el pasado año, que incluye un aumento salarial y otras reivindicaciones.

El gremio demanda un aumento de sueldo de un 25 % para los maestros y el Minerd les ofrece un 7 %, por lo que no ha habido acuerdo y ante esta situación el presidente Luis Abinader ha mostrado el interés de mediar, si fuera necesario, para subsanar el problema.

El pasado jueves la ADP anunció que no paralizará de nuevo las clases, pero mantendrá su plan de lucha, donde “mostrará los músculos del sindicato” a las autoridades de Educación hasta lograr sus objetivos. 

Otras protestas

Empleados desvinculados que reclamaban sus prestaciones laborales, los técnicos de educación pidiendo aumento salarial y los ingenieros por el pago de obras que habrían realizaron y cuyos trabajos no habían sido remunerados.

Por la deuda de más de 400 millones de pesos de las licencias por maternidad, acumulada en gestiones anteriores a la del ministro Roberto Fulcar, decenas de maestras piquetearon el Minerd. Todavía no le dan respuesta.

Más reciente fue la protesta de los docentes que pasaron el Concurso de Oposición Docente y que no habían sido designados en las plazas que ganaron.Escándalos con el almuerzo escolar

El almuerzo escolar ha sido un dolor de cabezas para las autoridades por las irregularidades registradas en los procesos de compras y contrataciones, que dieron al traste con la destitución del director del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie), Cecilio Rodríguez y otros cinco funcionarios de la entidad. Los problemas comenzaron con la licitación para el almuerzo que fue denunciada por los suplidores de que fueron favorecidos oferentes en violación a la ley de compras y contrataciones. Y efectivamente en el acta de adjudicación de la licitación INABIE-CCC-LPN-2021-0009, se establece que se habilitó y adjudicó a 1,260 suplidores que no cumplían con el pliego de condiciones para suplir el almuerzo escolar en los centros educativos públicos. El caso fue llevado a la DGCP, que falló a favor de 35 oferentes. El nuevo director, Víctor Castro, ha tratado de enderezar los entuertos, pero persisten denuncias de atrasos en los pagos y cuestionamientos a las 35 licitaciones adelantadas del almuerzo escolar, para los años lectivos 2022-2023 y 2023-2024. Castro, reconoce como legítimas las preocupaciones de los suplidores sobre los procesos adelantados que realiza, pero las considera extemporáneas, pues ha estado conciliando con ellos.