Las aseguradoras versus las inundaciones

El presidente Luis Abinader dio instrucciones a la superintendencia de seguros para que agilice el pago de las indemnizaciones de los vehículos ahogados en las fuertes inundaciones del 4 de noviembre, algo que me parece muy populista y sin sentido, por las siguientes razones: Dice el COE se ahogaron unos 855 vehículos, de los cuales una gran cantidad no tienen seguro de ninguna clase, y los que tienen seguro, una buena cantidad no tiene seguros de danos propios, y tal vez sea un porcentaje menos de 25% los que tengan la cobertura de INUNDACION.

El presidente tiene muchos problemas mas importantes y sin esperanza de solución bajo su responsabilidad, que, el preocuparse por los asegurados que son del sector con posibilidades de resolver sus problemas y además tienen previsto el pago de sus reclamos por parte de las aseguradoras, que no van a agilizar el pago porque el presidente o la superintendencia se lo ordene, ya que lo harán en el momento oportuno que sus circunstancias y el contrato entre las partes lo determinen.

Ahora bien, el presidente como figura de principalía, despierta esperanzas al hacer estas declaraciones, sobre la gran mayoría de ciudadanos que perdieron sus pertenencias, cuando el suceso ha pasado, o sea, ha sido reactivo, cuando debimos ser proactivo para evitar que estas situaciones sucedieran de tal magnitud.

¿A dónde irán los 700 propietarios que perdieron sus vehículos? ¿Qué respuesta tiene la superintendencia y el presidente para ellos? ¿Ellos no cuentan para el presidente, siendo los más pobres de los ciudadanos en apuro? Asimismo, las aseguradoras no pueden tomar a la ligera que el regulador los reúnas para presionarlos y regañarles cada vez que ocurre una tragedia colectiva, como si ellos no cumplieran con su papel, como lo vienen haciendo.

Eso manda un mal mensaje. Se le esta diciendo que no cumplen si no se le presiona desde el poder. Y no creo que el regulador tenga mas experiencia y condiciones de entender las circunstancias en que se dan los fenómenos y las respuestas que debe dar el mercado.

Las posiciones populistas son graciosas y gustan a mucha gente, pero en ninguna circunstancia resuelven los problemas, como sucederá con los que afrontan las aseguradoras con los clientes, al aplicar lo que establecen los contratos de seguros, en algunos casos con el deducible, y en otros con los infraseguros o ambos en un mismo cliente que, en la mayoría, no son aceptado de buena manera.

La inteligencia humana, ha estado basada en aprender de los acontecimientos, en emendar los errores y mejorar continuamente los procesos para lograr el éxito de nuestros propósitos, metas etc. Por lo que esperamos que tengamos la voluntad para hacer lo correcto bien hecho en estas circunstancias que nos ayuden a evitar mayores daños, porque las inundaciones, los ciclones etc. no van a desaparecer, sino todo lo contrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *