La UE acuerda destinar €20,000 millones más a políticas climáticas

Los países de la Unión Europea y la Eurocámara llegaron este miércoles a un acuerdo para destinar €20,000 millones adicionales en subvenciones a inversiones para acelerar la transición climática y reducir su dependencia de los combustibles fósiles de Rusia.

A España le corresponderían unos €2,600 millones de estos nuevos recursos, que forman parte del plan Repower EU que la Comisión Europea presentó tras el inicio de la guerra rusa en Ucrania y que exige a los Estados miembros que actualicen sus planes de recuperación con nuevos capítulos con iniciativas climáticas.

“Tenemos acuerdo en RepowerEU, el instrumento que va a financiar la transición verde energética y la independencia energética de Rusia. Firmeza y ambición”, anunció en Twitter la eurodiputada española Eider Gardiazábal, una de las responsables de la legislación en la Eurocámara, tras una “larga noche” para cerrar una “negociación crucial”.

Los €20,000 millones adicionales en transferencias directas procederán en 60% del Fondo de Innovación de la UE y en un 40% de la venta adelantada de derechos de emisión del sistema de comercio de emisiones de CO2 (el sistema ETS) y no de utilizar derechos de la reserva de este mecanismo, como proponía inicialmente Bruselas.

Estos recursos se asignarán teniendo en cuenta la dependencia de los Estados de los combustibles fósiles y el aumento de los precios de inversión, en línea con la posición fijada en octubre por el Consejo (los países), según informó hoy la institución.

Esta clave de reparto arroja una asignación de unos €2,600 millones de euros para España, tercer mayor beneficiario de estos nuevos fondos, a los que podría sumar €7,700 millones en ayudas directas que le corresponden por el cálculo definitivo del fondo de recuperación y otros €85,000 millones en préstamos que puede solicitar del mismo para potenciar estas inversiones.

Los legisladores han introducido además incentivos para que los Estados soliciten los créditos del fondo de recuperación para financiar RepowerEU, permitiendo ir más allá del umbral del 6.8% de su renta nacional bruta en ciertas condiciones, y los países que no hayan utilizado toda su dotación de cohesión del periodo 2014-2020 podrán usarla para apoyar a pymes y hogares vulnerables afectados por el aumento de precios energéticos.

El objetivo de la legislación es aumentar la resiliencia de la UE reduciendo su dependencia de los combustibles fósiles y diversificando sus suministros, en particular aumentando la proporción de energías renovables, la capacidad de almacenamiento y la eficiencia.

Para ello, los países tendrán que incluir en sus planes de recuperación nuevos capítulos del Repower que podrán incluir, además de nuevas medidas, acciones adoptadas desde el 1 de febrero de 2022, como pedía el Parlamento Europeo, que también ha conseguido incluir la posibilidad de que los Estados soliciten un adelanto del 20% de su dotación.

El acuerdo prevé que las reformas e inversiones en estos capítulos puedan destinarse, entre otros, a la mejora de la eficiencia energética de edificios e infraestructuras críticas, la descarbonización de la industria, la producción de biometano e hidrógeno verde, el despliegue de renovables o la mejora de infraestructuras energéticas, incluyendo el gas natural licuado.

También podrán financiar medidas contra la pobreza energética, incentivar la reducción del consumo, mejorar la transmisión de energía a través de las fronteras o apoyar infraestructuras con emisiones cero, como el ferrocarril, en tanto que aquellos Estados que por su situación geográfica recibieron una derogación podrán usar fondos para infraestructuras de crudo para cubrir “necesidades inmediatas de seguridad de suministro”.

Para que la medida pueda entrar en vigor, aún debe ser aprobada formalmente de nuevo tanto por la Eurocámara como por el Consejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *