La FIFA investigará violación de suspensión de Guzmán

El domingo, al medio tiempo del partido de la LDF entre el local Atlético San Cristóbal y el Jarabacoa FC en el Estadio Panamericano, Osiris Guzmán bajó al terreno a acompañar al ex presidente Hipólito Mejía, al que el club anfitrión le hizo un reconocimiento por los aportes al balompié de la ciudad sureña.

Quien fuera presidente de la Federación Dominicana de Fútbol (Fedofútbol) entre 1998 y 2018 violentó de esa manera la restricción que le impuso la FIFA, que lo expulsó por siete años (hasta 2025) de toda actividad vinculada al fútbol local e internacional en el planeta.

El artículo 80 de los estatutos de la FIFA establece que compete a la federación local dar seguimiento a las sanciones, pero el caso se fue de las manos hasta de los encargados en las puertas.

De ahí que el lunes en la mañana, Arturo Heinsen, secretario general de la Fedofútbol, llamó a Suiza para notificar del hecho y abrir una investigación para determinar si el club local (San Cristóbal) conocía de la visita de Guzmán al acto.

De ser encontrado responsable el equipo se expone a una sanción. Mientras tanto, a Guzmán se le podría prolongar el castigo, en momento en que el sancristobalense mantiene demandas contra ex directivos de forma temporal de la Fedofútbol.

“Osiris llegó allá con el ex presidente de la República. Él ha sido  del equipo político de Hipólito toda la vida. Él llegó en el tumulto de gente que llegó con Hipólito, entró el ex presidente con 20 seguridad y 40 personas atrás. ¿Quién podía ponerse a parar dizque, ‘no, usted no puede entrar aquí’? Eso fue lo que nos comunicaron los directivos de San Cristóbal”, dijo Heinsen a DL.

Guzmán estuvo en las gradas viendo el partido, lo que sí está permitido, explicó Heinsen, como se lo aclaró FIFA en noviembre pasado tras el ex directivo acudir al mismo estadio a un partido internacional donde un sobrino suyo jugaba. FIFA respondió que le era permitido.

La Liga Dominicana de Fútbol tendrá una reunión esta semana para conocer la posición del Atlético San Cristóbal y advertirle de las consecuencias que conlleva violentar el código de ética, supo DL.

Guzmán fue encontrado culpable de violar los artículos 27 (soborno), 20 (ofrecer y aceptar regalos, u otros beneficios) y 19 (conflicto de intereses) del Código Ético de la FIFA.

El informe acusó a Guzmán de distraer fondos mediante la simulación de compras fantasmas. También de haber comprado 5,000 pelotas de fútbol a una empresa de su hijo, no solo sobrevalorados en un 85% (se pagaron US$53,499), sino que solo se pudo demostrar que llegaron 1,500 balones.Guzmán perdió el mes pasado una demanda en la Corte de Trabajo donde buscaba una indemnización por casi RD$80 millones, alegando que había cobrado un salario de RD$340,000 en la Fedofútbol entre 1992 y 2018.