JCE desvincula director de voto en el exterior y otros funcionarios tras informe de irregularidades

El Pleno de la Junta Central Electoral (JCE) decidió en su sesión administrativa ordinaria de este jueves aprobar el informe final de investigación en relación al voto dominicano en el exterior, presentado por la Comisión de Investigación del órgano que fue designada para ese fin.

El informe incluye la investigación realizada a las dependencias de las Oficinas para Registro de Electores en el Exterior (Opree) y las Oficinas de Coordinación de la Logística Electoral del Exterior (Oclee) de Nueva York, Boston, Nueva Jersey, Philadelphia, Reading, Washington, Orlando y Miami, correspondientes a la Circunscripción 1 del exterior.

La comisión dispuso la desvinculación de Gilberto Cruz Herasme, que era director del voto en el exterior; de Geanilda Licelot Díaz Fernández, asistente administrativa y Ana María Matos Espinosa, supervisora, quienes de acuerdo con el órgano electoral cometieron faltas de tercer grado y que el reglamento de la JCE tipifica la destitución.

También, Johanna Leonidas Tineo Estévez de Opree Nueva Jersey y Genesis Mabel Sosa Abreu, de la Opree en Washington fueron canceladas.

Asimismo, el pleno puso a disposición del departamento de Recursos Humanos a Sublime Larancuent Guzmán, quien funge como encargada interina de Opree en Washington, mientras dispone amonestación contra Gisela Adela Almonte Francisco y Sonia María Lavandier Taveras.

La Comisión de Investigación que estuvo integrada por el presidente de la JCE, Román Jáquez Liranzo, y los miembros titulares Rafael Armando Vallejo Santelises y Samir Chami Isa, la cual mediante el acta No. 60/2020 del Pleno de la Junta Central Electoral decidió aprobar una auditoría definitiva con auditores internos de ese organismo, sobre el uso de los recursos destinados al voto en el exterior en los Estados Unidos, utilizados en las pasadas elecciones de 2020 en las referidas dependencias.

Según el informe de la JCE, la comisión de investigación comprobó la existencia de una serie de hallazgos, debilidades e inconsistencias en la gestión del voto de los dominicanos en el exterior en las citadas demarcaciones.

Entre los hallazgos de los auditores está un pago por US$25,600.00 por concepto de “pago complementario a facilitadores por uso de vehículos, comida, combustible y uso de celular” que no estaba aprobado ni fue registrado en el sistema.

También, se identificó el desembolso No. 2020-1460-0088 por un monto de US$25,648.00 el cual contenía una factura por US$146,827.33, emitida por Growmail, por concepto de cartas enviadas a los votantes y este no contiene una autorización escrita que especifique la cantidad a pagar por la Opree de Philadelphia.

En esa dependencia fueron realizadas compras de materiales y mobiliario de oficina, sin que existiera una autorización escrita. Tampoco una notificación para el registro en el sistema de activo fijo de la institución.

El equipo de auditores, respecto al manejo de los recursos económicos que fueron asignados a la Opree de Nueva York y cuya oficina estuvo dirigida por Gilberto Regil Cruz Herasme, actual director del voto dominicano en el exterior, “considera que las conductas y acciones realizadas por este constituyen faltas de tercer grado que dan lugar a la destitución del cargo, razón por la cual, la comisión recomienda aplicar las sanciones que se indican en la parte dispositiva del presente informe definitivo respecto al indicado funcionario”.

En cuanto al grado de responsabilidad de Gianilda Licelot, Díaz Fernández y Ana María Matos Espinosa, asistente administrativa y supervisora, respectivamente de la Opree de Nueva York en los Estados Unidos de Norteamérica, también fueron señalados con falta de tercer grado y correrán la misma suerte.

Para la celebración de elecciones en la demarcación de Nueva York, le fueron aprobadas por la JCE la suma general de US$4,083,762.64 y el monto en euros de UER$1,097,152.40.

Otras irregularidades detectadas fue el desembolso con tachaduras en el nombre del beneficiario; servicios sin facturas ni recibo final; pagos por concepto de servicios de almuerzos, ascendente a más de cinco millones de pesos y donde no se especifican los beneficiarios ni la supervisión de los mismos.

En el informe de la JCE se establece que a partir de los resultados y hallazgos que ha arrojado la presente investigación y esto hace necesario, realizar un profundo proceso de reformas que doten de mayor transparencia el accionar de las oficinas en el exterior, lo cual se lograría con una gerencia de mucho mayor calidad, competencia y coordinación.