Italia aprueba un paquete de 32,000 millones de euros para combatir la crisis de la COVID-19

El Gobierno italiano ha aprobado este viernes un nuevo paquete de ayudas por valor de 32,000 millones de euros, que servirán para ayudar a familias y empresas afectadas por la crisis del coronavirus y las medidas restrictivas aprobadas para frenar su propagación.

“Este decreto es una respuesta significativa muy consistente a la pobreza y a las necesidades de las empresas”, ha afirmado el primer ministro, Mario Draghi, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

“Es una respuesta parcial, pero es lo máximo que hemos podido hacer a partir de la desviación” presupuestaria de 32,000 millones de euros que había sido aprobada por el Parlamento italiano, a propuesta del anterior Ejecutivo de Giuseppe Conte, ha añadido.

Draghi ya ha adelantado que se necesitará solicitar a las cámaras una nueva desviación y que se hará en abril.

Señaló que tres cuartas partes del importe incluido en este plan va destinado a las empresas, y que unos 11,000 millones de euros serán a fondo perdido.

La intención es que los primeros pagos lleguen a partir del 8 de abril a empresas y autónomos que los hayan solicitado.

“Hay una parte destinada a indemnizaciones para empresas que operan en la montaña, hay gran parte de este decreto dirigido al turismo y una parte importante para los autónomos, incluidos los trabajadores del sector agrícola”, destacó.

El decreto ha reservado casi 5,000 millones de euros para Sanidad, de los que 2,800 millones serán para comprar vacunas y fármacos contra la COVID-19, explicó por su parte el ministro de Economía, Daniele Franco.