Internacionales

Síndrome de ovario poliquíslico, una condición que afecta al menos a 1 de cada 10 mujeres, está relacionado con el deterioro cognitivo, según un estudio

(CNN) — El síndrome de ovario poliquístico, conocido como SOP, se conoce desde hace mucho tiempo por síntomas como falta de períodos o exceso de vello corporal. Ahora, una nueva investigación reveló otro efecto potencial: la disfunción cognitiva en etapas posteriores de la vida.

El informe científico «es uno de los pocos estudios que investiga el funcionamiento cognitivo y los resultados cerebrales en mujeres de mediana edad», dijo a CNN la Dra. Pauline Maki, profesora y directora del Programa de Investigación de Salud Mental de la Mujer de la Universidad de Illinois en Chicago vía correo electrónico. Maki no participó en el estudio que fue publicado este miércoles en la revista Neurology.

El síndrome de ovario poliquístico se refiere a síntomas relacionados con un desequilibrio hormonal en personas asignadas al sexo femenino al nacer. Los signos reveladores pueden incluir «cambios en el ciclo menstrual, cambios en la piel como aumento del vello facial y corporal y acné, crecimientos anormales en los ovarios e infertilidad», según el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver.

La enfermedad crónica afecta alrededor del 8% al 13% de las mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud, pero hasta el 70% podría estar experimentando síndrome de ovario poliquístico sin ser diagnosticado.

El nuevo estudio involucró a 907 mujeres participantes, entre las edades de 18 y 30 años al comienzo del estudio, que fueron seguidas durante 30 años. Los participantes del estudio completaron pruebas de memoria, habilidades verbales, atención y velocidad de procesamiento. En la prueba de atención, las 66 personas con síndrome de ovario poliquístico obtuvieron puntuaciones aproximadamente un 11 por ciento más bajas en promedio en comparación con los participantes sin la afección. Aquellos con la afección también obtuvieron puntuaciones más bajas en mediciones de memoria y habilidades verbales.

«Si bien el síndrome de ovario poliquístico se ha relacionado con enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes que pueden provocar problemas cardíacos, se sabe menos sobre cómo esta afección afecta la salud del cerebro», dijo la Dra. Heather G. Huddleston, directora del programa clínico y de investigación sobre SOP de la Universidad de California en San Francisco, en un comunicado. Huddleston es la primera autora del estudio.

«Nuestros resultados sugieren que las personas con esta afección tienen menos memoria y habilidades de pensamiento y cambios cerebrales sutiles en la mediana edad. Esto podría afectar a una persona en muchos niveles, incluida la calidad de vida, el éxito profesional y la seguridad financiera».

Los autores también encontraron, mediante escáneres cerebrales, que, en comparación con aquellas sin síndrome de ovario poliquístico, 25 personas con esta afección tenían materia blanca en peores condiciones, lo que puede ser un indicador del envejecimiento cerebral. La materia blanca está formada por fibras nerviosas agrupadas y ayuda a coordinar la comunicación entre diferentes regiones del cerebro.

Los hallazgos resaltan «posibles vulnerabilidades cognitivas en mujeres con síndrome de ovario poliquístico, aunque es importante saber que se trata de debilidades cognitivas, no de deterioros», dijo Maki. «En otras palabras, se desempeñan peor que otras mujeres en estas pruebas, pero no se desempeñan en el rango de deterioro».

¿Cómo puedes reducir el deterioro cognitivo por envejecimiento? 1:42

La investigación temprana aún es preocupante

Varias limitaciones del estudio significan que sus hallazgos deben interpretarse con cuidado, dijeron expertos.

Por un lado, el estudio mostró una asociación entre el síndrome de ovario poliquístico y el deterioro cognitivo, pero no demostró que la afección cause deterioro cognitivo, dijeron los autores. En segundo lugar, lo que constituía un diagnóstico de SOP no era la opinión de un médico, sino los niveles de andrógenos y los recuerdos de los síntomas de los participantes. Los niveles altos de andrógenos son uno de los rasgos característicos del síndrome de ovario poliquístico que los médicos buscan durante el proceso de diagnóstico.

«Básicamente, lo que podríamos estar viendo aquí es lo que sucede cuando el síndrome de ovario poliquístico no se trata», dijo por correo electrónico Mateja Perović, estudiante de doctorado en el departamento de psicología de la Universidad de Toronto. «Es importante que cualquier lector preocupado lo tenga en cuenta. Si están controlando sus síntomas de SOP, ya están haciendo mucho para proteger la salud de su cerebro en el futuro».

El endocrinólogo Dr. Wiebke Arlt, que no participó en el estudio, tenía dudas sobre los criterios de diagnóstico de las autoras.

El síndrome de ovario poliquístico «fue diagnosticado según criterios inusuales, por ejemplo, andrógenos por encima del percentil 75 del rango de referencia», dijo Arlt, director del Instituto de Ciencias Clínicas del Imperial College de Londres, por correo electrónico. «Por lo general, esto estaría por encima del percentil 95 del rango de referencia».

Dadas estas limitaciones, se necesita investigación adicional para confirmar los hallazgos y determinar cómo ocurren estos cambios, dijo Huddleston, «incluido observar los cambios que las personas pueden hacer para reducir sus posibilidades de tener problemas de pensamiento y memoria».

Pero por ahora, algunos expertos tienen al menos ideas preliminares sobre los procesos potenciales detrás del vínculo entre el síndrome de ovario poliquístico y el deterioro cognitivo.

Sin embargo, «el mecanismo detrás del envejecimiento cognitivo acelerado es que las anomalías metabólicas (resistencia a la insulina, inflamación, intolerancia a la glucosa) afectan no sólo a los vasos sanguíneos y el corazón, sino a todos los órganos, incluido el cerebro», dijo por correo electrónico la Dra. Katherine Sherif, profesora de medicina de la Universidad Thomas Jefferson en Filadelfia, que no participó en el estudio.

La genética también puede desempeñar un papel en los vínculos entre el síndrome de ovario poliquístico y el deterioro cognitivo, afirmó el Dr. Ricardo Azziz, profesor de obstetricia y ginecología de la Universidad de Alabama en Birmingham, que no participó en la investigación.

Manejo del síndrome de ovario poliquístico y la salud del cerebro

Actualmente no existe una cura para el síndrome de ovario poliquístico, pero existen tratamientos y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a controlar los síntomas.

«Todos queremos tener un cerebro sano en la vejez para que sea resistente a las enfermedades del envejecimiento como la enfermedad de Alzheimer», dijo Maki. «Entonces, las mujeres con síndrome de ovario poliquístico deben mantener la salud cerebral controlando la diabetes, haciendo buen ejercicio, controlando la presión arterial, manteniendo sus niveles de colesterol en un rango saludable y, tal vez (si) futuras investigaciones confirman estos hallazgos, manteniendo niveles de andrógenos en el rango normal a medida que envejecen».

Sherif se hizo eco de estos sentimientos.

«A la mayoría de las niñas y mujeres se les prescribe la píldora anticonceptiva y se les dice que ‘pierdan peso'», dijo, pero tratar agresivamente los trastornos metabólicos es la mejor manera de controlar el síndrome de ovario poliquístico y prevenir el deterioro cognitivo.

Otros tratamientos importantes incluyen mejorar la calidad del sueño y la fuerza muscular, y hablar con su médico sobre cualquier medicamento o suplemento que pueda ser útil, añadió.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *