Internacionales

Sheriff de Florida publica video de cámara corporal del policía que disparó a un piloto y cuestiona que haya sido una equivocación del agente

(CNN) — Un sheriff de Florida publicó imágenes de la cámara corporal de un agente que mató a tiros a un piloto negro en su casa, la semana pasada, y cuestionó las afirmaciones de la familia de la víctima de que el agente se había equivocado de apartamento.

El sheriff del condado de Okaloosa, Eric Aden, mostró el video durante una conferencia de prensa el jueves, poco después de que un abogado de la familia del aviador, de 23 años, pidiera su divulgación pública, diciendo que la novia de la víctima estaba haciendo una llamada por FaceTime con él y cree que el agente fue a la vivienda equivocada.

La víctima fue identificada por su familia como Roger Fortson, un aviador de alto rango en servicio activo, según el abogado Ben Crump, quien ofreció una conferencia de prensa, el jueves temprano. Crump y la madre de Fortson lo describieron como un patriota que respetaba la autoridad y que esperaba poder comprarle una casa a su madre y a sus hermanos menores.

El sheriff, quien se reunió con la familia de Fortson poco antes de su conferencia de prensa, dijo que pidió a la División de Aplicación de la Ley del Departamento de Florida que se encargara de la investigación criminal. Mientras esa investigación está en curso, dijo, «no se ha determinado si las acciones del agente fueron justificadas o no». El agente ha sido puesto en licencia administrativa.

«Lo que sí sabemos en este momento es que el agente se anunció, no una, sino dos veces», dijo Aden. «Los comentarios del señor Fortson indican que reconoció que había agentes de la ley en la puerta y que los recibió con un arma de fuego en la mano. El agente llamó a la puerta correcta, no cubrió la mirilla ni obscureció la vista de ninguna manera».

Pero la familia de Fortson reiteró su creencia de que las autoridades fueron a la puerta equivocada.

«Seguimos convencidos de que la policía se equivocó de apartamento, ya que Roger estuvo hablando por teléfono con su novia durante un tiempo considerable antes del tiroteo y no había nadie más en el apartamento», dijo la familia de Fortson en un comunicado.

El sheriff de Okaloosa, Eric Aden, habla durante una conferencia de prensa en Fort Walton Beach, Florida, el 9 de mayo de 2024.

Lo que muestran las imágenes de la cámara corporal

Los agentes acudieron el viernes pasado a un apartamento después de recibir una llamada por «un altercado en curso», había dicho Aden en un comunicado anterior.

«Al escuchar sonidos de altercado, [un agente] reaccionó en defensa propia después de encontrarse con un hombre, de 23 años, armado y tras haberse identificado como agente de la ley», dijo el sheriff.

«El agente le disparó al hombre, quien luego sucumbió a sus heridas», dijo el sheriff. El agente implicado en el tiroteo no fue identificado.

Las imágenes de la cámara corporal, fechadas el 3 de mayo, comienzan aproximadamente a las 4:28 p.m., hora local, con un agente llegando a lo que parece ser un complejo de apartamentos.

Se escucha a una mujer en el complejo decirle al agente que hubo un altercado en el apartamento 1401 y que «se estaba saliendo de control». La misma mujer le dice al agente que anteriormente pasó por el apartamento y escuchó gritos y «una bofetada», pero agregó que no estaba segura de dónde vino.

El agente toma el ascensor hasta el cuarto piso y llama tres veces a una puerta. En las imágenes se ve el número de apartamento «1401». Se anuncia dos veces y dice: «Oficina del sheriff, abran la puerta». No se escucha nada en las imágenes del interior del apartamento.

A los pocos segundos de abrirse la puerta del apartamento, el policía ordena: «Un paso atrás», justo antes de disparar su arma. Se ve a Fortson parado en la puerta con las manos hacia abajo y lo que parece ser un arma de fuego hacia abajo en su mano derecha. Se escuchan al menos cinco disparos. Inmediatamente cae al suelo.

Mientras Fortson está en el suelo, el agente gritando le ordena dos veces que tire el arma. Se escucha a Fortson decir: «Allí está», y luego: «No la tengo».

El agente continúa apuntando con su arma a Fortson y le dice que no se mueva, mientras Fortson permanece en el suelo. El agente continúa apuntándole mientras llama al Servicio de Emergencias Médicas.

Los agentes del sheriff comunicaron a la central que Fortson había recibido seis disparos en el pecho con un orificio de salida, según las llamadas de la central de la policía, obtenidas por WEAR, filial de la CNN.

La familia de Fortson dijo después de la publicación del video: «Es muy preocupante que el agente no dio órdenes verbales y disparó varias veces en una fracción de segundo después de que se abrió la puerta, matando a Roger».

«Como el policía no le dijo a Roger que soltara el arma antes de disparar, ¿estaba capacitado para dar advertencias verbales? ¿Intentó el agente tomar medidas para salvar vidas? ¿Estaba el policía capacitado para tratar con ciudadanos respetuosos de la ley que son propietarios registrados de armas?», añadió la declaración de la familia.

Imágenes de una llamada FaceTime durante el tiroteo

Más tarde el jueves, Crump también publicó casi cuatro minutos de la llamada por FaceTime que, según dice, estaba haciendo Fortson con su novia cuando le dispararon.

El video muestra lo que parece ser el techo de un apartamento mientras se puede escuchar a un hombre, presumiblemente Fortson, gemir y decir: «No puedo respirar». Otro hombre –presuntamente el agente– le dice: «No te muevas. Deja de moverte».

Luego se puede escuchar al agente decir: «Espera, tenemos una ambulancia que viene a buscarte. No te muevas».

Presumiblemente hablando con otros, el agente luego dice: «Estamos bien. Tenía un arma desde que abrió la puerta». Se lo oye gritar, pero gran parte de eso es inaudible.

Más tarde se puede escuchar a otra persona detallando las heridas de Fortson: «Tenemos tres heridas de bala, una salida», antes de que otra voz diga: «Sí, le dispararon».

Finalmente, se escucha a alguien decir que Fortson tiene seis heridas de bala. Fortson fue declarado muerto en un hospital.

Fortson estaba jugando videojuegos, dice el abogado de la familia

En su conferencia de prensa anterior el jueves, Crump y la madre de Fortson lo describieron como un joven responsable y un patriota que había soñado durante mucho tiempo con servir en la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

«Al Departamento del Sheriff que llevó a mi tesoro… necesito que digan la verdad sobre mi hijo. Necesito que entiendan bien su reputación», dijo la madre de Fortson.

«Sé que mi hijo no les hizo nada. Si los asustó o si no estaban entrenados adecuadamente, les pido disculpas», dijo. «Pero por favor limpien la reputación de mi bebé».

Fortson entró en servicio activo en noviembre de 2019 y fue asignado al 4.º Escuadrón de Operaciones Especiales, según un comunicado de la Fuerza Aérea, que señaló que el tiroteo ocurrió en la residencia del aviador fuera de la base.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, sigue «de cerca» los informes sobre el tiroteo, dijo el jueves el secretario de Prensa del Pentágono, mayor general Pat Ryder.

Crump dijo que el joven, de 23 años, había estado en casa durante unos 30 minutos jugando videojuegos antes del tiroteo.

Fortson escuchó dos golpes separados en la puerta y como no se podía ver a nadie a través de la mirilla, tomó su arma, dijo Crump, citando a la novia de Fortson. Crump dijo que el arma de Fortson era de propiedad legal.

La novia dijo que las autoridades acudieron al apartamento equivocado y que no había altercados allí en ese momento, según Crump. Fortson estaba solo en ese momento, dijo citando a la novia.

«[Fortson] estaba hablando por teléfono con su novia en el apartamento solo con su perro», dijo Crump a Jake Tapper, de CNN, el jueves por la noche. «Se habían equivocado de apartamento».

El tiroteo recuerda a incidentes pasados

Si bien los detalles sobre el tiroteo siguen siendo confusos, el incidente se hace eco de otros tiroteos en los últimos años, en los que las fuerzas del orden mataron a un hombre o una mujer negros en sus viviendas.

En 2019, una exagente de Policía de Dallas fue sentenciado a 10 años de prisión después de matar a tiros a Botham Jean en su departamento, el año anterior. La agente –fuera de servicio, pero todavía uniformada– vivía en el piso debajo del de Jean y dijo que se acercó a lo que creía que era su propio departamento cuando vio a Jean adentro.

Atatiana Jefferson murió ese mismo año cuando un agente de Fort Worth, respondiendo a lo que la policía creía que era un robo, le disparó a través de la ventana de su dormitorio.

El expolicía de Fort Worth fue sentenciado a casi 12 años de prisión en 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *