Internacionales

Seis cosas a tener en cuenta en las primarias presidenciales de Nueva Hampshire

(CNN) — Ahora es una carrera de dos personas para la nominación presidencial republicana de 2024, y si la exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, no derrota al expresidente Donald Trump en las primarias de Nueva Hampshire este martes, la lucha puede haber terminado.

Con la salida del gobernador de Florida, Ron DeSantis, de la carrera este domingo , Haley ahora tiene la oportunidad uno a uno contra Trump que eludió a sus rivales en las primarias republicanas de 2016.

Y depende de los votantes primarios republicanos en Granite State, donde la gran victoria de Trump hace ocho años inició su camino hacia el dominio de un partido que desde entonces remodeló a su imagen, decidir si seguirán con el expresidente por tercer año consecutivo.

Nueva Hampshire, donde los independientes desempeñan un papel enorme en las primarias del Partido Republicano y donde el popular gobernador Chris Sununu ha sido su principal sustituto de campaña, podría ser la única oportunidad de Haley de generar un terremoto político en la carrera republicana.

Sin embargo, otra gran victoria de Trump podría efectivamente poner fin a las primarias republicanas después de solo dos estados y propiciar una revancha de las elecciones generales entre Trump y el presidente Joe Biden .

Aquí hay seis cosas a tener en cuenta en las primarias de Nueva Hampshire:

¿Vale la pena la gran apuesta de Haley?

La campaña de Haley se ha centrado durante meses en Nueva Hampshire , identificando a su electorado más moderado como su mejor oportunidad de ganar en uno de los cuatro estados (Iowa, Nueva Hampshire, Nevada y Carolina del Sur) que dan inicio a la contienda por la nominación presidencial del Partido Republicano.

Esto se debe en parte a que el Estado permite que votantes “no declarados” (aquellos sin afiliación partidista) voten en las primarias. Los votantes no declarados constituyen una pluralidad del electorado general de Nueva Hampshire.

Para Haley, las encuestas -incluidas las encuestas nacionales y estatales y la encuesta de entrada de CNN en Iowa- demostraron desde hace tiempo que ella atrae más a los moderados y republicanos deseosos de dejar atrás a Trump.

También la ha ayudado el respaldo de Sununu, una de las voces anti-Trump más destacadas dentro del Partido Republicano. (El respaldo de un gobernador del estado de origen tiene sus límites: DeSantis contó con el apoyo de Kim Reynolds de Iowa y aún así fracasó).

Sununu, en una entrevista de NBC News este domingo, trató de reducir las expectativas de una victoria de Haley, argumentando que no será crítico para Haley ganar las primarias hasta las primarias del Súper Martes a principios de marzo.

«Siempre he dicho que querías una carrera uno contra uno antes del Súper Martes», dijo. «Creo que el Súper Martes es probablemente el momento en el que realmente hay que empezar a ganar estados».

Si Trump gana, ¿se terminará la carrera republicana?

Haley dijo este domingo que permanecería “absolutamente” en la carrera presidencial republicana hasta las primarias del 24 de febrero en Carolina del Sur.

“Los habitantes de Carolina del Sur saben que gané ese estado dos veces. Saben que soy una luchadora. Saben que voy a llegar hasta el final”, dijo. “También soy contador. Así que ahorramos mucho dinero para asegurarnos de que pudiéramos ser fuertes en Carolina del Sur”.

De hecho, este domingo anunció planes para su primer evento en Carolina del Sur después de las primarias de Nueva Hampshire: una reunión el miércoles por la noche en North Charleston.

Sin embargo, los candidatos presidenciales rara vez admiten que el fin está cerca. Después de todo, DeSantis dijo que estaba en la carrera republicana a largo plazo hace una semana.

Si Trump gana, haría historia: en la historia moderna de las campañas presidenciales (desde que las asambleas electorales de Iowa comenzaron a servir como inicio oficial, seguidas de las primarias de Nueva Hampshire), ningún republicano no titular ha ganado ambos estados.

Y al hacerlo, le haría mucho más difícil a Haley convencer a los donantes para que inviertan dinero en su campaña y a los votantes para que la apoyen durante el mes hasta las primarias de Carolina del Sur. Ella perderá su única oportunidad de otra victoria antes de esa fecha porque Haley se presentó para postularse en las primarias estatales de Nevada, en lugar de competir en los caucus estatales dirigidos por el Partido Republicano. Los delegados son premiados a través de los caucus de Nevada.

Algunos en el partido ya están ansiosos por ver que la carrera por la nominación llegue a su fin ocho días después de haber comenzado.

El senador de Montana Steve Daines, presidente de la campaña republicana del Senado, dijo el domingo en las redes sociales : “Donald Trump es el presunto candidato. Animo a todos los republicanos a unirse detrás de él porque será necesario que todos derroquemos a Joe Biden, recuperemos el Senado y controlemos la Cámara”.

¿A dónde irá el apoyo de DeSantis?

Las recientes desviaciones de la carrera de 2024 ya han dado forma a las primarias republicanas de Nueva Hampshire.

La salida del exgobernador de Nueva Jersey, Chris Christie , quien constantemente obtuvo resultados de dos dígitos bajos en las encuestas en Granite State, probablemente benefició a Haley, quien de manera similar ha aprovechado un segmento del electorado insatisfecho con Trump.

Mientras tanto, la salida del empresario Vivek Ramaswamy probablemente haya impulsado a Trump, con un respaldo total del empresario de Ohio la noche de las asambleas electorales de Iowa.

La salida de DeSantis este domingo fue la última que sacudió la carrera. Y si bien el gobernador de Florida tuvo poco apoyo en Nueva Hampshire, incluso los pequeños movimientos pueden resultar determinantes si la carrera está mucho más reñida de lo que sugieren las encuestas.

  ANÁLISIS | Ron DeSantis, quien alguna vez fue una estrella republicana en ascenso, llevó a cabo una campaña presidencial llena de pasos en falso y errores

Trump tenía un apoyo del 50% entre los probables votantes primarios republicanos en Granite State, con Haley con un 39% y DeSantis con un 6%, según una nueva encuesta de CNN realizada por la Universidad de Nueva Hampshire que se publicó este domingo antes de la salida de DeSantis.

Y cuando los partidarios de DeSantis son reasignados a sus candidatos de segunda opción, Trump aventaja a Haley por un margen más amplio de 54% a 41%. Otro 3% de los probables votantes de las primarias del Partido Republicano dicen que votarían por otra persona.

El domingo por la noche, Trump destacó el respaldo de sus antiguos rivales.

“Vivek acaba de venir con nosotros y ahora Ron acaba de venir con nosotros. Todos vendrán con nosotros”, dijo Trump en un evento de campaña en Rochester, Nueva Hampshire.

¿Funcionó ‘igualmente mal’?

Haley, quien fue embajadora de Trump en Estados Unidos ante las Naciones Unidas, en los últimos días ha intensificado sus ataques contra su antiguo jefe, desplegando contra Trump la misma táctica que utilizó contra Biden.

El domingo en Derry, Nueva Hampshire, Haley volvió a mencionar el error cometido por Trump este viernes por la noche en el que pareció confundirla con la expresidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“Trump sigue y sigue diciendo varias veces que yo impedí la seguridad el 6 de enero en el Capitolio. Ni siquiera estaba cerca del Capitolio. … La realidad es que estaba confundido. Estaba confundido de la misma manera que dijo que Joe Biden iba a iniciar la Segunda Guerra Mundial”, dijo, refiriéndose a otro error verbal de Trump en un discurso de septiembre de 2023.

Haley también mencionó la afirmación de Trump de que venció al expresidente Barack Obama, no a la candidata demócrata Hillary Clinton, en 2016.

“Estas cosas suceden porque cuanto más envejeces, simplemente decaes. Mire a Joe Biden, es totalmente diferente ahora que hace dos años. Es un hecho. Es lo que sucede”, dijo Haley.

Ella le dijo a CNN después de una parada en Seabrook, Nueva Hampshire, el domingo que ve a Trump y Biden como opciones “igualmente malas”.

“Si alguno de ellos fuera bueno, no me postularía. Sí, son igualmente malos. Por eso me postulo”, dijo. “No creo que necesitemos tener a dos personas de 80 años en la Casa Blanca cuando básicamente tenemos que asegurarnos de que podemos manejar la situación de guerra en la que nos encontramos. Necesitamos saber que están en el lo mejor de su juego”.

El resultado del martes pondrá a prueba si el enfoque de Haley (una línea de ataque que ningún otro republicano emprendió contra Trump en este ciclo electoral) fue efectivo.

¿Haley seguirá los consejos de los asesores de Trump?

Los principales asesores de la campaña de Trump, Chris LaCivita y Susie Wiles, enviaron a los periodistas un memorando este domingo diciendo que Haley debe ganar las primarias de Nueva Hampshire, citando comentarios anteriores de Haley y sus partidarios, incluido Sununu, prediciendo su victoria.

LaCivita y Wiles dijeron que si Haley no gana el martes, tiene dos opciones: o “abandona, se une detrás del presidente Trump y se compromete a derrotar a Joe Biden”, o “se prepara para ser absolutamente DEMOLIDA y AVERGONZADA en su estado natal de Carolina del Sur”.

“Elija sabiamente”, dijeron.

Si Haley pierde, se seguirá de cerca cómo maneja sus comentarios la noche de las elecciones y cualquier próximo movimiento que anuncie. ¿Ve a Trump como el candidato casi seguro? ¿Tiene ya los ojos puestos en 2028, cuando Trump sería un titular de segundo mandato no elegible para postularse nuevamente o un hombre de 82 años que habría perdido dos elecciones generales consecutivas?

Por su parte, Haley insistió este lunes en Fox News que continuará en la carrera, sin importar el resultado de las primarias de Nueva Hampshire.

“Sé que la clase política quiere decir que esta carrera ha terminado, y sé que la clase política dice que todos tienen que apoyar a Trump. Esto no es una coronación”, dijo Haley, cuando se le preguntó sobre su viabilidad en la carrera. «Una democracia consiste en dar opciones a la gente».

«Vamos a llegar a Carolina del Sur y seremos fuertes», dijo.

Los demócratas también votan y el equipo de Biden estará observando

Los demócratas también celebrarán una primaria este  martes o, más exactamente, el estado de Nueva Hampshire llevará a cabo una votación que el Partido Demócrata nacional, debido a que cambió su calendario de primarias para convertir a Carolina del Sur en la primera contienda oficial, ha dicho que no cuentan para su proceso de nominación. El ganador aquí no recibirá ningún delegado

Por esa razón, además del hecho de que encabezó la iniciativa de cambiar el orden de las primarias anticipadas, Biden no aparecerá en la boleta. El Comité Nacional Demócrata calificó la votación de “sin sentido” y ha instado a los candidatos presidenciales a “tomar todas las medidas posibles para no participar”. (La mayoría ignoró esta advertencia y algunos nombres familiares, como la autora Marianne Williamson y el representante de Minnesota Dean Phillips, están en la boleta electoral. Se espera que a ninguno de los dos les vaya bien).

Y, sin embargo, el bando de Biden seguramente estará atento a cómo se desempeña el presidente como candidato por escrito. Los aliados de Biden lanzaron un esfuerzo de bajo perfil para lograr que los demócratas acudieran a las urnas para poner la pluma sobre el papel apoyándolo. ¿Pero cuántos votantes se molestarán?

Las encuestas sugieren que el entusiasmo demócrata por Biden es modesto, en el mejor de los casos, pero una fuerte participación para el presidente –con los votantes teniendo la carga adicional de tener que incluirlo– podría inyectar algo de nueva confianza en su operación de reelección. Por otro lado, un magro resultado podría confirmar las preocupaciones internas del partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *