Internacionales

“No teníamos permitido llorar”: una rehén israelí liberada describe el “infierno” de estar retenida en Gaza

(CNN) — Una mujer israelí tomada como rehén por Hamas en Gaza describió el “infierno” de estar cautiva, después de que su esposo y su hija fueron asesinados, y le dijo a CNN que sus captores no permitieron que sus hijos pequeños que sobrevivieron lloraran y trataron de convencerlos de que “habían sido olvidados».

Chen Almog Goldstein, quien fue secuestrada con sus hijos durante los ataques de Hamas el 7 de octubre contra Israel, contó que fueron retenidos en túneles y en un departamento en Gaza hasta su liberación después de 51 días.

“Nos humillaron, a veces se burlaron de nosotros”, le dijo a Christiane Amanpour de CNN. “Nos dijeron que nos habían olvidado, que lo único importante para Israel era luchar».

“No se nos permitía llorar, querían que fuéramos felices… Si llorábamos, teníamos que recuperarnos o escondernos”, relató. “Es una especie de abuso emocional que no nos dejen llorar”.

Almog Goldstein fue testigo del asesinato de su marido Nadav y de su hija mayor, Yam, por hombres armados de Hamas, que irrumpieron en su casa cerca de la frontera con Gaza el 7 de octubre.

“Tomé el gran osito de peluche de Yam, del tamaño de un humano, y lo puse encima de nosotros para protegernos del tiroteo”, le dijo a Amanpour. “A los pocos segundos, cinco de ellos entraron en la habitación segura, gritando, (y) cuando me di la vuelta, Nadav recibió un disparo en el pecho, a quemarropa”.

Almog Goldstein describió el

Almog Goldstein describió el «abuso emocional» al que fue sometida mientras estuvo en cautiverio. (Crédito: CNN)

Momentos después, su hija recibió un disparo en la cara y Almog Goldstein fue metida en un automóvil familiar junto con sus tres hijos sobrevivientes y conducida a través de la frontera. Recordó a los dos combatientes de Hamas en el vehículo tomándose selfies mientras conducían de regreso a Gaza.

Los ataques de Hamas del 7 de octubre mataron a unos 1.200 israelíes y más de 200 personas fueron llevadas a Gaza como rehenes. Israel cree que 99 personas siguen detenidas en Gaza, junto con los cuerpos de 31 rehenes muertos.

Almog Goldstein y sus hijos supervivientes fueron liberados a finales de noviembre, como parte de un intercambio de prisioneros palestinos en Israel durante una tregua de cuatro días en la guerra.

Mientras estuvo en cautiverio, dijo que la familia sobrevivió con poca agua y comida todos los días. “Intentaron proporcionarnos comida. Hubo más al principio, pero luego hubo menos”, afirmó.

Dijo que temían morir a manos de sus captores o en el “increíble bombardeo” de las fuerzas israelíes sobre Gaza.

Y describió una intensa supervisión por parte de los captores de la familia. “Agam solía sentarse y mirar, y le decían: ‘¿Qué estás mirando? ¿Qué estás pensando?’ No había espacio personal”.

“Hay que entender que tomaron nuestra identidad. Fue extremadamente difícil para nosotros”.

“Nos hablaron de Gilad Shalit [el soldado capturado retenido por Hamas durante cinco años] y se rieron”, dijo.

Almog Goldstein dijo que ella y sus hijos hablaron sobre religión con sus captores y trataron de mantener la relación amistosa. “A veces los veíamos llorar, preocuparse por sus esposas y escribirles cartas”.

Instó a la liberación de los rehenes restantes y preguntó a Amanpour: “¿(Estamos) nosotros, como sociedad y como mundo, haciendo todo lo posible por ellos? Puedo testificar que allí es un infierno”.

Más de 30.000 personas han muerto en Gaza desde que Israel inició la guerra contra Hamas hace cinco meses, pero los recientes esfuerzos por lograr un cese del fuego que permitiera la liberación de los rehenes restantes se han visto frustrados.

El jueves, dos funcionarios estadounidenses coincidieron en que las perspectivas no son prometedoras de que Israel y Hamas acuerden una tregua temporal antes del inicio del Ramadán a principios de la próxima semana. «La esperanza se desvanece», dijo un funcionario estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *