Internacionales

Los Estados Unidos enviaron infantes de marina a Haití con el propósito de salvaguardar a sus representantes diplomáticos.

En Puerto Príncipe, hoy se desplegó un grupo de marines del Ejército de Estados Unidos para proteger su sede diplomática en Haití, donde las pandillas continúan perpetrando ataques contra diversos objetivos. Durante las primeras horas de la mañana, un helicóptero, bajo las directrices del Departamento de Estado, evacuó a algunos miembros del personal estadounidense destacado en el país caribeño debido a los tiroteos registrados cerca de la misión diplomática de Estados Unidos.

En respuesta a la escalada de violencia de las pandillas, el Comando Sur confirmó la retirada de personal estadounidense mediante un comunicado. Esta medida, solicitada por el Departamento de Estado, permitiría reforzar la seguridad de la representación diplomática.

En una acción similar, Alemania evacuó al personal no esencial de su embajada en Puerto Príncipe. Según informes, el personal de la embajada alemana fue trasladado al helipuerto del 14 Batallón del Ejército de la República Dominicana en Jimaní.

El gobierno haitiano, liderado por el primer ministro Ariel Henry, ha declarado el Estado de Emergencia por un mes, debido a la persistente desobediencia de las pandillas y el pánico generalizado. Esta medida se suma a la establecida anteriormente y estará vigente en todo el departamento del Oeste hasta el 3 de abril, con un toque de queda establecido de jueves a domingo.

Mientras tanto, la situación política en Haití es tensa, con llamados a la dimisión del primer ministro Ariel Henry. Se teme una posible guerra civil si Henry no renuncia, como lo sugiere Jimmy Chérizier, líder de una de las pandillas más prominentes, quien advierte sobre las graves consecuencias de no ceder al cambio de liderazgo.

Ariel Henry, que buscaba un acuerdo respaldado por la ONU en Nairobi, Kenya, se encuentra varado en Puerto Príncipe debido al aumento de la violencia en su país.