Internacionales

Legisladores polacos respaldan planes para poner fin a la prohibición casi total del aborto, pero podría haber enfrentamiento político

(CNN) — Los legisladores polacos respaldaron este viernes un plan para poner fin a la prohibición casi total del aborto en el país, preparando el escenario para un eventual enfrentamiento sobre los derechos de las mujeres entre el gobierno del país y su presidente de derecha.

Los legisladores del parlamento polaco votaron cuatro propuestas diferentes para aliviar las restricciones al aborto hasta una nueva etapa de comisión, después de un debate de dos días.

Los proyectos de ley incluyen una propuesta del partido del primer ministro Donald Tusk que legalizaría el aborto hasta las 12 semanas, una medida más acorde con lo que rige en algunos países de Europa occidental.

Pero cualquier cambio probablemente sea vetado por el presidente de Polonia, Andrzej Duda, alineado con el expartido populista gobernante, Ley y Justicia (PiS).

La actual ley de aborto de Polonia, introducida por un tribunal respaldado por el PiS en 2020, prohíbe el aborto en prácticamente todos los casos. La legislación provocó una enorme reacción y su impopularidad entre las mujeres votantes fue parcialmente responsable de la victoria electoral de Tusk sobre el PiS el año pasado.

Tusk ha prometido derogarla, pero su coalición gobernante está dividida sobre cómo reemplazarla. Además del plan de 12 semanas, los legisladores impulsaron el viernes una propuesta rival del partido de centroderecha Tercera Vía que esencialmente devolvería las leyes sobre el aborto a su estado anterior a 2020.

Hasta entonces, el aborto en el país predominantemente católico solo ha estado permitido en tres circunstancias: si el embarazo era resultado de una violación o incesto, si la vida de la madre estaba en riesgo o en caso de anomalías fetales.

Las votaciones del viernes marcaron el inicio de un largo proceso legislativo para relajar las draconianas leyes sobre el aborto en Polonia, que se encuentran entre las más estrictas de Europa.

Si un proyecto de ley llega al escritorio de Duda, se intensificará la presión sobre el presidente saliente para que acepte cambiar el impopular enfoque actual. En mayo de 2025 se celebrarán elecciones para reemplazar a Duda, y Tusk estará dispuesto a movilizar a las mujeres votantes para que apoyen al candidato respaldado por el gobierno.

La cuestión también ha expuesto las primeras grietas serias en la coalición de gobierno de Tusk, que fue elegida gracias a la exasperación generalizada con el PiS, pero que incluye legisladores de todo el espectro político.

Esas divisiones no impidieron la aprobación de los cuatro proyectos de ley el viernes, aunque la propuesta de la Tercera Vía recibió más apoyo que las del partido de Tusk y el grupo de izquierda Lewica.

Los legisladores de la Tercera Vía también han propuesto un referéndum sobre el tema antes de que cualquier cambio se consolide en la ley, una complicación adicional a la que Tusk se opone.

Aunque Polonia es un país predominantemente católico, las actitudes hacia el aborto se han suavizado en los últimos años y las encuestas muestran que el público no apoya las reglas actuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *