Internacionales

Las tasas hipotecarias se dispararon esta semana y superaron el umbral clave del 7%, prolongando la crisis de acceso a la vivienda en Estados Unidos

(CNN) — La hipoteca a tasa fija a 30 años alcanzó un promedio del 7,10% en la semana que terminó el 18 de abril, frente al 6,88% de la semana anterior, según datos de Freddie Mac publicados este jueves. Hace un año, la tasa fija promedio a 30 años era del 6,39%.

Superar el 7% representa un umbral psicológico que aún no se había cruzado este año.

Las tasas hipotecarias están subiendo debido a las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) no bajará las tasas de interés a corto plazo. La Fed no fija directamente las tasas hipotecarias, pero sus acciones influyen en ellas, y las lecturas de inflación persistentemente altas mantienen al banco central estadounidense a la espera.

«A medida que las tasas tienden a subir, los potenciales compradores de vivienda están decidiendo si comprar antes de que las tasas suban aún más o esperar a que disminuyan más adelante en el año», dijo Sam Khater, economista jefe de Freddie Mac, en un comunicado.

Las ventas de viviendas en EE.UU. cayeron el mes pasado y los precios alcanzan un máximo histórico

Las ventas de viviendas de segunda mano en Estados Unidos cayeron en marzo, mientras los precios de la vivienda subieron y las tasas hipotecarias se mantuvieron estables ese mes, reflejando el persistente dolor de los problemas de acceso a la vivienda en Estados Unidos y socavando la crucial temporada de compra de viviendas de primavera.

Las ventas de viviendas existentes, que constituyen la mayor parte del mercado inmobiliario, cayeron un 4,3% en marzo, hasta una tasa anual desestacionalizada de 4,19 millones, la mayor caída en más de un año, según informó este jueves la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR por sus siglas en inglés). Las ventas cayeron en todo el país excepto en la región noreste, que registró un aumento por primera vez desde noviembre de 2023.

Las ventas de viviendas cayeron en todo el país, excepto en la región noreste, que experimentó un aumento por primera vez desde noviembre de 2023. (Crédito: Jordan Vonderhaar/Bloomberg/Getty Images)

Las ventas de viviendas cayeron en todo Estados Unidos, excepto en la región noreste, que experimentó un aumento por primera vez desde noviembre de 2023. (Crédito: Jordan Vonderhaar/Bloomberg/Getty Images)

Mientras tanto, el precio promedio de una vivienda existente fue de US$ 393.500 el mes pasado, un aumento del 4,8% respecto al año anterior. Se trata del precio más alto registrado en marzo. El incremento de los precios de la vivienda, unido a unas tasas hipotecarias estancadas en niveles elevados, significa que los estadounidenses siguen enfrentándose a un mercado inmobiliario difícil.

Las ventas de viviendas han subido desde los mínimos de décadas registrados el otoño pasado, y habían empezado el año con fuerza, pero ahora ese impulso parece haberse desvanecido. Es posible que las ventas no aumenten de forma significativa, ya que la Fed ha dado señales de que no bajará las tasas de interés a corto plazo.

«Aunque se han recuperado de mínimos cíclicos, las ventas de viviendas están estancadas porque las tasas de interés no han tenido ningún movimiento importante», dijo el economista jefe de la NAR, Lawrence Yun, en un comunicado. «Ahora hay casi seis millones de empleos más en comparación con los máximos anteriores a la crisis, lo que sugiere que hay más aspirantes a compradores de vivienda en el mercado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *