Internacionales

La princesa heredera María de Dinamarca se convertirá en la primera reina nacida en Australia

(CNN) — El ascenso como cuento de hadas de una ejecutiva de ventas australiana a los rangos superiores de la realeza europea se completará a finales de este mes, cuando la princesa heredera María Isabel de Dinamarca se convierta en la reina consorte del país.

El tramo final del camino de María desde Tasmania hasta el trono danés quedó despejado en la víspera de Año Nuevo con la sorpresiva abdicación de la reina Margarita II, quien anunció que dejará el cargo este 14 de enero.

Es un movimiento extremadamente raro en Dinamarca, donde ningún monarca había abdicado desde 1146, cuando el rey Erico III renunció a la corona para ingresar en un monasterio, según la Casa Real.

El hijo mayor de la reina Margarita, el príncipe heredero Federico, se convertirá en rey, mientras que su esposa, la princesa heredera María, se convertirá en la primera australiana en convertirse en reina, un acontecimiento que ha deleitado a sus seguidores en casa.

Para muchos de los admiradores australianos de María, es un final apropiado para un romance que comenzó en un ruidoso pub de Sydney en la época de los Juegos Olímpicos en 2000.

Según cuenta la historia, los dos se miraron a los ojos en el Slip Inn, considerado un lugar improbable para encontrar a un miembro de la realeza danesa, y mucho menos los orígenes de una pareja que más tarde se convertiría en el futuro rey y reina de Dinamarca.

Millones de personas vieron a la pareja casarse en 2004. Dos décadas después, se espera que su ascensión al trono cautive al público en todo el mundo, desde Copenhague hasta Hobart, la capital de Tasmania, donde nació María.

Monarquía Dinamarca

El príncipe heredero Frederik de Dinamarca y la princesa heredera nacida en Australia Mary Elizabeth Donaldson se casaron en mayo de 2004. (Crédito: Bjarke Orsted/Scanpix/AFP/Getty Images)

El primer ministro de Tasmania, Jeremy Rockliff, dijo en un comunicado este lunes que el estado “no podría estar más orgulloso de la princesa heredera María”.

«Con su demostrada humildad, gracia y bondad, estoy seguro de que la princesa heredera María será recibida como reina junto a su esposo, el rey Federico, una vez proclamada a finales de este mes”, dijo Rockliff.

«Espero ver a la próxima generación, y a la reina nacida en Tasmania, liderar el futuro de Dinamarca”.

Una abdicación real

En su mayor parte, el discurso de Nochevieja de la reina Margarita cubrió el territorio familiar de una monarca resumiendo los altibajos del año que acaba de pasar.

Se refirió a la tragedia de la guerra, las vidas inocentes perdidas en Gaza, la propagación del antisemitismo y la importancia del apoyo de Dinamarca a Ucrania. Habló sobre el cambio climático, los desafíos de la inteligencia artificial y el orgullo que siente por su nieto, el príncipe Cristián, que acaba de cumplir 18 años.

Luego, la monarca se centró en su propia vida y en cómo la reciente y exitosa cirugía de espalda le había dado una razón para pensar en el futuro. Más específicamente, dijo que consideraba “si ahora sería un momento apropiado para traspasar la responsabilidad a la próxima generación” y concluyó que “ahora es el momento adecuado”.

«El 14 de enero de 2024, 52 años después de haber sucedido a mi amado padre, dejaré el cargo de Reina de Dinamarca. Entregaré el trono a mi hijo, el príncipe heredero Federico”, dijo la reina Margarita.

El anuncio detuvo temporalmente las celebraciones de Año Nuevo en Dinamarca, mientras los corresponsales reales se apresuraban a llenar los vacíos.

«Nadie lo sabía», dijo Kristian Ring-Hansen Holt a la cadena de televisión ABC en Australia.

Juliet Rieden, editora general de The Australian Women’s Weekly, dijo que la mayoría de los daneses esperaban que Margarita estuviera en el puesto de por vida, al igual que la reina Isabel II de Gran Bretaña, quien gobernó hasta su muerte en septiembre de 2022.

Pero en retrospectiva, algunas decisiones sugirieron que la reina Margarita se estaba preparando para hacerse a un lado, dijo Reiden a CNN. Por ejemplo, su decisión de reducir la familia real y despojar de los títulos reales a los hijos de su hijo menor, el príncipe Joaquín, y su esposa, la princesa María, quienes no estuvieron contentos con la medida y recientemente se mudaron a Estados Unidos.

«Creo que lo hizo para que su hijo, el príncipe heredero Federico, no tuviera que hacerlo en las primeras etapas de su monarquía, para que ella pudiera sacarlo todo del camino y luego él pudiera comenzar con una nueva cuenta», dijo Rieden.

También refleja el razonamiento de una monarca pragmática que quería presentar a la familia real como una persona que ofrece una buena relación calidad-precio, encabezada por dos de sus miembros más populares, dijo Rieden.

«La familia real tiene una popularidad del 82% en Dinamarca; este es el tipo de figuras con las que sueñan los políticos», dijo Rieden.

La realeza de Dinamarca tiene un papel limitado según la constitución del país, y el poder reside en el parlamento. Los monarcas desempeñan un importante papel de embajadores, además de aprobar nuevas leyes.

Una popular realeza

La futura reina María nació en 1972. Es hija de un profesor de matemáticas escocés y una asistente ejecutiva británica. Según su biografía oficial, comenzó su educación en Houston, Texas, antes de regresar a Hobart para asistir a la escuela y la universidad.

La introducción de María al mundo laboral incluyó temporadas como ejecutiva de publicidad y viajes por Europa antes de conseguir un puesto en una empresa inmobiliaria con sede en Sydney. Fue allí donde conoció a Frederik, un joven príncipe danés con quien más tarde se casaría en la catedral de Copenhague en una fastuosa ceremonia televisada en todo el mundo.

Le siguieron cuatro hijos, incluido el príncipe Christian, ahora el siguiente en la línea de sucesión al trono.

Princesa María Dinamarca

La princesa heredera danesa Mary fotografiada durante la Semana de la Moda de Copenhague Otoño/Invierno 18 el 30 de enero de 2018 en Copenhague, Dinamarca. (Crédito: Christian Vierig/Getty Images)

Además de ser elogiada por su aplomo y sentido de la moda, Mary ha ganado seguidores por su firme compromiso con las causas sociales a través de la Fundación Mary, establecida en 2007.

«Es una defensora feroz por los derechos sexuales de mujeres y niñas. Es una firme defensora de los refugiados. Así que ha demostrado su valía como modelo a seguir y líder en Dinamarca, y creo que Australia puede estar muy orgullosa del tipo de miembro de la realeza en el que se ha convertido”, afirmó Rieden.

Los viajes a casa suelen generar titulares locales, pero no todos han sido bienvenidos.

A finales del año pasado, los medios de comunicación de todo el mundo publicaron historias sobre el supuesto romance del príncipe Federico con la actriz nacida en México Genoveva Casanova.

Casanova emitió un comunicado negando vehementemente las acusaciones y amenazando con emprender acciones legales contra Lecturas, la revista española que publicó imágenes de ellos en una noche de fiesta. La Casa Real no se pronunció.

«Creo que probablemente fue una molestia, uno de esos escenarios de ‘nunca te quejes, nunca expliques’ de la realeza danesa”, dijo Rieden. «En lo que a ellos respecta, no pasó nada».

Cuando la nueva generación de la realeza danesa ascienda al trono, no habrá nada de la pompa y el boato que acompañaron la coronación del rey Carlos III de Gran Bretaña en mayo pasado.

No se han confirmado los detalles, pero la Casa Real dice que la reina Margarita abdicará en el Consejo de Estado, órgano asesor de la monarquía.

Rieden dice que el 14 de enero es probable que el nuevo rey y la reina aparezcan en el balcón del Palacio de Christiansborg con el primer ministro danés, y tal vez también saluden desde Amalienborg, la residencia oficial de la familia real en Copenhague.

«Creo que veremos a María y a Federico en el balcón y creo que veremos a toda su familia a su alrededor. Y esto presentará la nueva monarquía moderna de Dinamarca y creo que será una imagen muy poderosa”, dijo.

Es probable que esto aumente el interés por María en Australia, dijo Rieden, quien añadió que poner a la princesa en la portada de la revista The Australian Women’s Weekly normalmente genera mayores ventas.

«Es una estrella de portada muy, muy popular. Así que creo que la popularidad sólo puede aumentar ahora que se convertirá en Reina», dijo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *