Internacionales

El telescopio de la NASA detecta un signo de interrogación cósmico en el espacio profundo

(CNN) — Un objeto cósmico con la forma de un signo de interrogación brillante se robó el protagonismo en una de las más recientes imágenes capturadas por el telescopio espacial James Webb de la NASA, y los científicos creen que saben lo que podría ser.

La imagen original en el infrarrojo cercano, publicada el 26 de julio, mostraba a un par de estrellas jóvenes llamadas Herbig-Haro 46/47. Encontradas a 1.470 años luz de distancia en la constelación de Vela dentro de la galaxia de la Vía Láctea, las estrellas todavía se están formando activamente y orbitando de cerca entre sí.

Las dos han sido observadas y estudiadas por telescopios espaciales y terrestres desde la década de 1950, pero el telescopio Webb de alta sensibilidad permitió obtener la imagen más detallada y de mayor resolución hasta el momento. Tiene la capacidad de observar el universo con longitudes de onda de luz más largas que otros telescopios espaciales.

El telescopio Webb ofrece información sobre los orígenes de nuestro universo, pero la aparición de este misterioso objeto en el fondo de esta imagen deja más interrogantes que respuestas. El signo de interrogación cósmico no se ha observado ni estudiado de cerca, por lo que los científicos no están exactamente seguros de los orígenes y la composición del objeto.

Sin embargo, tienen algunas ideas con base en su forma y ubicación.

El objeto con forma de signo de interrogación podría ser la interacción de dos galaxias, dijeron los expertos. Crédito: NASA/ESA/CSA/Joseph DePasquale (STScI)

“Lo primero que puedes descartar es que sea una estrella en la Vía Láctea”, dijo Matt Caplan, profesor asistente de física en la Universidad Estatal de Illinois. “Las estrellas siempre tienen estos picos realmente grandes, y eso es porque las estrellas son como puntos. Se llama difracción de básicamente los bordes de los espejos y los puntales que soportan el tipo de cámara en el medio”.

El telescopio Webb generalmente le permite ver seis u ocho «puntas» estelares si mira de cerca, agregó Caplan. “Te dice inmediatamente que no es una estrella”, dijo sobre el fenómeno en forma de signo de interrogación.

Podría ser una fusión de dos galaxias que, probablemente a miles de millones de años luz de distancia, están mucho más lejos que Herbig-Haro 46/47, dijo Christopher Britt, científico de educación y divulgación en la oficina de divulgación pública del Space Telescope Science Institute, que gestiona las operaciones científicas del telescopio Webb.

Hay «muchas, muchas galaxias fuera de nuestra propia Vía Láctea», dijo Britt. “Parece el tipo de cosa que se obtiene con bastante frecuencia, a medida que las galaxias crecen y evolucionan a lo largo del tiempo cósmico, que a veces chocan con sus vecinos más cercanos.

“Y cuando eso sucede, pueden distorsionarse en todo tipo de formas diferentes, incluido un signo de interrogación, aparentemente”.

Preguntas cósmicas

Es probable que sea la primera vez que se ve este objeto específico, indicaron los expertos, pero la fusión de galaxias en forma de signo de interrogación ha ocurrido antes, incluida una versión inversa formada por las Galaxias Antena en la constelación de Corvus. Además, la mayoría de las galaxias han tenido múltiples interacciones como esta a lo largo de su historia, dijo Britt, pero no duran mucho.

“No hay forma de clavar nada (en) el espacio”, explicó Caplan. “El sol se mueve a medida que orbita alrededor de la galaxia, y la galaxia, al estar compuesta de estrellas, se mueve en cualquier dirección en la que la gravedad la atraiga”.

Esta integración es también el destino final de nuestra propia galaxia, que se fusionará con la galaxia de Andrómeda en unos 4.000 millones de años, dijo Britt, pero se desconoce la forma que tomarán.

La forma del signo de interrogación también podría ser «indicativo de una fusión en la que estas dos galaxias interactúan gravitacionalmente», señaló Britt. “Ese gancho del signo de interrogación en la parte superior se parece mucho, para mí, a lo que llamamos una cola de marea, donde la corriente de estrellas y gas ha sido arrancada y ha volado hacia el espacio”.

La recopilación de más datos espectroscópicos sobre el objeto revelaría más detalles, como su distancia y composiciones químicas, dijeron Britt y Caplan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *