Internacionales

El príncipe William regresa a sus deberes reales tras cirugía de la princesa Kate y diagnóstico de cáncer del rey Carlos

(CNN) — El príncipe William regresó a sus deberes reales por primera vez desde la operación abdominal de su esposa, la princesa Kate, el mes pasado.

El príncipe también hizo su primera aparición pública este miércoles, luego de que se diera a conocer el diagnóstico de cáncer del rey Carlos, y organizó una ceremonia de investidura en el Castillo de Windsor, donde otorgó honores a los destinatarios, según la agencia de noticias PA Media.

Se espera que asista a una cena de gala de recaudación de fondos para Air Ambulance Charity de Londres la noche de este miércoles.

La última aparición pública del Príncipe de Gales fue hace más de tres semanas, pero volvió ahora que el rey Carlos se aleja de sus obligaciones reales de cara al público mientras se somete a un tratamiento contra el cáncer.

¿Cómo se detectó el cáncer del rey Carlos?

Los recientes problemas de salud de Carlos comenzaron el mes pasado, cuando el Palacio de Buckingham anunció el 17 de enero que el rey acudiría al hospital para someterse a un «procedimiento correctivo» por un agrandamiento benigno de la próstata.

Se le había diagnosticado tras experimentar síntomas y someterse a una revisión mientras se encontraba en su residencia de Birkhall, en Aberdeenshire, Escocia.

Fue dado de alta de la London Clinic el 29 de enero y previamente se dijo que se encontraba «bien» tras pasar tres noches en el hospital privado cercano a Regent’s Park. Recibió el alta horas después de que Catalina, princesa de Gales, abandonara el mismo centro en el que había estado descansando tras someterse con éxito a una operación abdominal.

Sin embargo, mientras el rey se sometía a ese tratamiento, se observó otro motivo de preocupación, según informó el palacio el lunes, y las pruebas posteriores identificaron «una forma de cáncer».

El tipo exacto de cáncer no ha sido revelado y no se esperan más detalles por el momento. Una fuente real dijo a CNN que no era cáncer de próstata, pero no especificó más.

Las condiciones médicas específicas de los miembros de la familia real rara vez se divulgan públicamente. El palacio considera que tienen derecho a un cierto nivel de privacidad médica a pesar de su condición de funcionarios públicos. Así ocurrió con el diagnóstico inicial de próstata agrandada. Pero Carlos optó por compartir su diagnóstico porque quería animar a otros hombres que pudieran estar experimentando síntomas a hacerse un chequeo.

La situación es diferente cuando una afección puede afectar a las funciones públicas. En ese momento, el palacio tiene el deber de revelar lo que ocurre, razón por la cual se emitió un comunicado el lunes por la noche.

Con información de Lauren Said-Moorhouse y Max Foster.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *