Internacionales

El exlíder de Pakistán Imran Khan condenado a 14 años de prisión, un día después de haber sido también condenado a 10 años

(CNN) — El ex primer ministro encarcelado de Pakistán, Imran Khan, fue sentenciado a 14 años de prisión por corrupción, dijo este miércoles su partido Pakistan Tehreef-e-Insaaf (PTI), en el segundo golpe legal que asesta al asediado político esta semana.

Khan y su esposa, Bushra Bibi, fueron condenados por la Oficina Nacional de Responsabilidad en un caso relacionado con la venta ilegal de obsequios estatales durante su mandato como primer ministro de 2018 a 2022.

A Khan, que estuvo encarcelado desde agosto por varios cargos, también se le prohibió ocupar un cargo durante 10 años, dijo el PTI. Bibi fue puesta bajo custodia policial poco después de la sentencia, añadió el partido.

La sentencia de este miércoles se produce a casi una semana de las elecciones generales previstas para el 8 de febrero y apenas un día después de que Khan fuera condenado a 10 años de prisión por filtrar secretos de estado. Se le permitirá cumplir sus penas al mismo tiempo.

Muchos analistas consideran que las próximas elecciones de Pakistán son unas de las menos creíbles en los casi 77 años de historia del país, debido a la represión militar contra Khan y sus asesores.

El ex jugador estrella de críquet convertido en político se vio envuelto en una controversia política desde que fue derrocado dramáticamente en una moción de censura parlamentaria en abril de 2022.

Ese momento preparó el escenario para un enfrentamiento de meses entre Khan y los poderosos militares, a quienes acusó de orquestar su destitución. Los militares niegan las acusaciones de Khan.

Khan, uno de los pocos políticos que desafió a los generales del ejército de Pakistán, atrajo a decenas de miles a manifestaciones a nivel nacional que se convirtieron en un elemento fijo de la volátil escena política de Pakistán, con la ira pública resonando en todo el país contra el régimen gobernante.

En respuesta, los militares respondieron lanzando una represión generalizada contra Khan y los miembros de su partido, intimidando a muchos para que guardaran silencio, prohibiéndoles salir del país y arrestando a otros por diversos cargos.

Al PTI se le ha prohibido utilizar su famoso símbolo del bate de cricket en las papeletas y las estaciones de televisión tienen prohibido transmitir los discursos de Khan .

«Otro día triste en la historia de nuestro sistema judicial, que está siendo desmantelado», dijo el PTI sobre la sentencia del miércoles, añadiendo que «esta ridícula decisión también será impugnada».

Khan fue sentenciado a tres años de prisión y se le prohibió ocupar el cargo durante cinco años en agosto pasado en el mismo caso por la Comisión Electoral de Pakistán. Posteriormente esa condena fue suspendida.

Sostiene que los cargos en su contra tienen motivaciones políticas, una acusación que las autoridades niegan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *