Internacionales

Egipto está construyendo una nueva zona de amortiguamiento amurallada de más de 3 km de ancho en la frontera con Gaza, según imágenes de satélite

(CNN) — Egipto está construyendo una enorme zona de amortiguamiento de kilómetros de ancho y un muro a lo largo de su frontera con el sur de Gaza, según muestran nuevas imágenes satelitales, mientras crecen los temores sobre la ofensiva terrestre planeada por Israel en Rafah, donde se refugia más de la mitad de la población de Gaza.

Las imágenes, tomadas en los últimos cinco días por Maxar Technologies, muestran que una sección importante del territorio egipcio entre una carretera y la frontera de Gaza ha sido arrasada.

Si se completa la zona de amortiguamiento, que se extiende desde el final de la frontera de Gaza hasta el mar Mediterráneo, abarcará por completo el complejo fronterizo entre Egipto y Rafah.

En el límite actual se pueden ver varias grúas colocando secciones de pared.

Imágenes satelitales adicionales revisadas por CNN muestran que las topadoras llegaron al sitio el 3 de febrero y la excavación inicial de la zona de amortiguamiento comenzó el 6 de febrero.

Ha habido un aumento significativo en la excavación en los últimos cinco días.

Videos publicados por la Fundación Sinaí para los Derechos Humanos muestran la construcción del muro fronterizo, que, según afirman, tiene cinco metros de altura.

La organización, un grupo no gubernamental de derechos humanos formado por activistas, investigadores y periodistas, dijo que dos contratistas locales les dijeron que fue un encargo de las fuerzas armadas egipcias.

CNN se ha puesto en contacto con el gobierno egipcio para solicitar comentarios sobre la zona de amortiguamiento y la construcción del muro.

La construcción se produce mientras crecen los temores de que la ya horrible situación humanitaria en Gaza empeore, provocando miles de muertes y un éxodo masivo de palestinos hacia la frontera de Egipto.

Todos los ojos están puestos en Rafah, situada a lo largo de la nueva zona de amortiguamiento, donde casi 1,5 millones de palestinos están hacinados en una enorme ciudad de tiendas de campaña.

A pesar de la presión internacional, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha reiterado sus planes para una ofensiva militar terrestre en la ciudad del sur de Gaza, diciendo que es el «último bastión» de Hamas».

El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, el teniente coronel Peter Lerner, le dijo a CNN a principios de esta semana que el ejército pretende crear un plan que evacue a los civiles «fuera de peligro» y los diferencie de los militantes de Hamas. Sin embargo, aún no ha presentado su plan de evacuación al gobierno, dijo a CNN este martes.

La ciudad es el último refugio que queda en Gaza para los palestinos desplazados, y el pánico está aumentando a medida que muchos deciden si quedarse o irse antes de la ofensiva terrestre planeada. Las familias que luchan contra la escasez de alimentos, agua y medicinas viven en tiendas de campaña a pocos metros de la valla de alambre de púas que las separa de Egipto. La mayoría ha viajado hasta Rafah después de haber sido desplazada por la guerra en otras partes de Gaza.

Rajaa Musleh, representante en Gaza de la organización sin fines de lucro MedGlobal, actualmente con sede en Rafah, describió vívidamente la situación en la ciudad sitiada, diciendo que los trabajadores de salud que aún están vivos «quizá todavía estén respirando, pero estamos muriendo por dentro».

«La situación que estamos soportando en Rafah es terrible y empeora cada día. No tenemos agua para beber ni comida para comer, y nuestras instalaciones de atención médica apenas pueden funcionar», dijo Musleh.

Un número creciente de países y organizaciones internacionales han pedido a Israel que evite una operación terrestre en lo que ahora es la ciudad más poblada de Gaza, y el director regional del Comité Internacional de la Cruz Roja, Fabrizio Carboni, dijo que «innumerables vidas están en juego». Líderes de Australia, Canadá y Nueva Zelandia advirtieron este jueves que una incursión así «sería catastrófica».

Egipto ya ha condenado la medida de Israel de empujar a los palestinos hacia el sur del enclave, sugiriendo que es parte de un plan para expulsar a los habitantes de Gaza y que significaría el fin de la causa palestina. Egipto ha vuelto a hacer sonar las alarmas mientras Israel se prepara para su operación militar en Rafah.

Egipto comenzó a aumentar su presencia de seguridad en su frontera con Gaza como medida «de precaución» antes de la esperada operación terrestre israelí, dijeron funcionarios de seguridad egipcios a CNN. Como parte de su fortalecimiento de la seguridad, dijeron los funcionarios, Egipto ha desplegado más tropas y maquinaria en el norte del Sinaí, en la frontera con Gaza.

Los puestos de control que conducen al cruce fronterizo de Rafah en el lado egipcio también fueron fortificados con más soldados y las áreas alrededor de la carretera principal estaban siendo preparadas para el despliegue de tanques y maquinaria militar, dijo un testigo a CNN.

Esto se produce mientras Netanyahu continúa criticando a Egipto por no cerrar el Corredor Filadelfia, la franja de tierra entre Egipto y Gaza y la única frontera no controlada por Israel del enclave asediado. En una conferencia de prensa el 13 de enero, Netanyahu dijo que Israel no consideraría terminada la guerra hasta que estuviera acabada.

Israel ha sido acusado de construir su propia zona de amortiguamiento, pero dentro de Gaza, lo que efectivamente reduciría las fronteras del enclave. El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, dijo en una declaración del 8 de febrero que las FDI habían estado destruyendo edificios de Gaza «que se encuentran dentro de un kilómetro de la valla entre Israel y Gaza, limpiando el área con el objetivo de crear una ‘zona de amortiguamiento'».

«Israel no ha proporcionado razones convincentes para una destrucción tan extensa de infraestructura civil», puntualizó Türk.

— Nadeen Ebrahim y Sarah El Sirgany de CNN contribuyeron a este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *