Internacionales

Detienen a ocho ciudadanos de Tayikistán en EE.UU. Algunos podrían tener vínculos con el ISIS, según fuentes

(CNN) — Agentes federales estadounidenses detuvieron a ocho ciudadanos de Tayikistán que se encontraban en Estados Unidos acusados de delitos de inmigración tras descubrir posibles vínculos con el terrorismo, según informaron este martes a CNN dos fuentes conocedoras de la operación policial.

Las detenciones llevadas a cabo por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, de las que informó en primer lugar el New York Post, se produjeron en Los Ángeles, Nueva York y Filadelfia.

Estas detenciones llegan en medio de las recientes advertencias de los servicios de inteligencia de EE.UU. sobre un elevado nivel de amenaza.

Una de las fuentes señaló que los ocho habían entrado previamente en Estados Unidos por la frontera sur y habían sido controlados por funcionarios estadounidenses, y que en ese momento no se identificó ninguna información negativa en su pasado.

Una segunda fuente dijo que los investigadores descubrieron más tarde posibles vínculos con miembros del ISIS ubicados en el extranjero, lo que impulsó la investigación federal.

El grupo había estado en el punto de mira de las autoridades estadounidenses durante más de un mes, pero altos funcionarios estadounidenses decidieron recientemente expulsar a los ocho del país en virtud de la autoridad del ICE para Operaciones de ejecución y expulsión, en lugar de arriesgarse a que el FBI los vigilara durante más tiempo y esperar a la potencial manifestación de un posible complot, declaró la fuente a CNN.

La capacidad de vigilar a determinados objetivos extranjeros fue objeto de un intenso debate en el Congreso a principios de este año, en el que los conservadores criticaron los amplios poderes de la comunidad de inteligencia estadounidense.

Una autorización de dos años de un aspecto concreto de la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera -conocida como Sección 702- fue finalmente aprobada por ambas cámaras del Congreso y firmada por el presidente Joe Biden en abril, antes de que el programa caducara. En un comunicado emitido el martes, el ICE y el FBI indicaron que «agentes del ICE arrestaron a varios no ciudadanos» en coordinación con las fuerzas conjuntas de lucha contra el terrorismo del FBI.

«Los individuos arrestados están detenidos bajo custodia del ICE a la espera de los procedimientos de expulsión», dice el comunicado. «Como el FBI y el DHS han descrito recientemente en boletines públicos y asociados, EE.UU. ha estado en un entorno de amenaza elevada».

Los investigadores no creen actualmente que los ocho hayan recibido formación en el extranjero o hayan sido enviados a propósito a Estados Unidos para cometer actos violentos, según una fuente.

De los detenidos, se cree que un pequeño subgrupo había adoptado una retórica extremista, según la fuente, y no está claro si el resto de las personas fueron detenidas por su mera asociación con las otras personas detenidas.

En su evaluación anual de la amenaza para 2024, el Departamento de Seguridad Nacional afirmaba: «Aunque la presión antiterrorista sostenida ha degradado significativamente la capacidad de las organizaciones terroristas extranjeras para atentar contra los intereses de Estados Unidos, grupos terroristas extranjeros como Al Qaeda e ISIS están tratando de reconstruirse en el extranjero, y mantienen redes mundiales de simpatizantes que podrían tratar de atentar contra el territorio nacional».

En marzo, las autoridades rusas acusaron a cuatro ciudadanos de Tayikistán de perpetrar un brutal atentado en una sala de conciertos de Moscú en el que murieron al menos 139 personas, en uno de los atentados terroristas más mortíferos de la historia del país.

Fueron detenidos y acusados de irrumpir en el Crocus City Hall, en un suburbio de Moscú, y disparar contra civiles antes de prender fuego al edificio, provocando el derrumbe del techo mientras los asistentes al concierto seguían dentro.

Mientras el techo de la sala de conciertos seguía ardiendo, el ISIS reivindicó la autoría del atentado y compartió un video grabado por los hombres mientras asaltaban el edificio.

Christian Edwards de CNN contribuyó con este reporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *