Internacionales

Ataques aéreos de Israel matan a más de 100 personas en Rafah mientras aumenta la alarma internacional por la ofensiva terrestre

(CNN) — Decenas de personas, incluidos niños, murieron como resultado de ataques aéreos y bombardeos israelíes “extremadamente intensos” que golpearon múltiples lugares en Rafah durante la noche de este lunes, según la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina, mientras aumenta la alarma internacional sobre la ofensiva terrestre planeada por Israel en la ciudad del sur de Gaza.

Más de 100 personas murieron debido a los ataques aéreos israelíes cuando aviones de combate apuntaron a diferentes áreas de la ciudad y helicópteros dispararon ametralladoras a lo largo de las zonas fronterizas, dijo la MLRP este lunes por la mañana.

CNN no puede verificar de forma independiente el número de víctimas en el terreno.

Se teme que el número de muertos pueda aumentar aún más, ya que la MLRP dijo que mucha gente sigue atrapada bajo los escombros y todavía hay una fuerte presencia de aviones de combate en los cielos de Rafah.

El director del Hospital Abu Yousef Al-Najjar dijo que las instalaciones médicas en Rafah “no pueden manejar el gran número de heridos debido al bombardeo de la ocupación israelí”.

Imágenes obtenidas por CNN mostraron una escena caótica dentro del hospital Al Kuwaiti de Rafah, con médicos tratando de resucitar a un niño inmóvil en una escena. Otra imagen mostraba a médicos tratando a un hombre herido en el suelo del hospital. En otro video, una mujer estaba desconsolada mientras sostenía el cuerpo de un niño envuelto en una tela blanca.

Al menos dos mezquitas y alrededor de una decena de viviendas fueron el objetivo de los ataques, dijo este lunes el municipio de Rafah.

Liberación de rehenes israelíes

El ejército israelí confirmó que llevó a cabo una “serie de ataques” contra lo que dijo eran objetivos en el área de Shaboura en Rafah y que dos rehenes israelíes fueron rescatados en una “operación especial”.

En una declaración conjunta, las Fuerzas de Defensa de Israel, la Agencia de Seguridad de Israel Shin Bet y la Policía identificaron a los rehenes como Fernando Simon Marman, de 60 años, y Louis Har, de 70, y dijeron que fueron secuestrados por Hamas el 7 de octubre en el Kibbutz Nir Yitzhak.

Olas de humo salen durante el bombardeo israelí sobre Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 12 de febrero de 2024. (Crédito: Khatib/AFP/Getty Images)

“Ambos se encuentran en buenas condiciones médicas y «Fueron trasladados para un examen médico al hospital Sheba Tel Hashomer», dice el comunicado.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dio la bienvenida a casa a los dos rehenes argentino-israelíes que fueron rescatados durante la noche en operaciones de las FDI en Rafah.

«Fernando y Luis: bienvenidos de nuevo a casa», dijo Netanyahu en un comunicado.

«Felicito a nuestros valientes guerreros por la audaz acción que condujo a su liberación. Sólo la continuación de la presión militar, hasta la victoria completa, resultará en la liberación de todos nuestros rehenes», dijo el primer ministro.

«No perderemos ninguna oportunidad de traerlos a casa», añadió.

El portavoz de las FDI, Danial Hagari, dijo a los periodistas que la “operación encubierta” para asegurar a los rehenes comenzó a la 1:49 a.m. hora local, y los ataques aéreos contra Rafah se lanzaron un minuto después.

En una declaración este lunes, Hamas condenó lo que calificó como una “horrible masacre” por parte de Israel contra civiles en Rafah.

El ataque del ejército israelí a Rafah «y sus horribles masacres contra civiles indefensos y niños, mujeres y ancianos desplazados… se considera una continuación de la guerra genocida y los intentos de desplazamiento forzado que está librando contra nuestro pueblo palestino”, dijo Hamas.

Más de 1,3 millones de personas (más de la mitad de la población de Gaza) están buscando refugio en Rafah, y la mayoría de las personas desplazadas de otras partes del enclave asediado se hacinan en una extensa ciudad de tiendas de campaña.

Hay una grave escasez de alimentos, agua, medicinas y alojamiento, y el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jens Laerke, ha descrito la ciudad como una “olla a presión de la desesperación”.

Rafah ha experimentado ataques aéreos de las fuerzas israelíes durante meses, pero el bombardeo de este lunes aumentó los temores de que una anticipada campaña terrestre israelí resultaría en un baño de sangre, y a los atrapados en la superpoblada ciudad no les quedaría ninguna ruta de escape.

Las FDI afirman haber matado a militantes de Hamas en Rafah 2:17

«Último bastión»

Netanyahu ordenó este viernes al ejército del país que planificara la “evacuación de la población” de Rafah después de decir que las FDI “pronto irían a Rafah, el último bastión de Hamas”.

Sus comentarios desencadenaron una tormenta de críticas, y Human Rights Watch dijo que el desplazamiento forzado de palestinos en Rafah tendría “consecuencias catastróficas”. Las Naciones Unidas dijeron que estaban «extremadamente preocupadas por el destino de los civiles en Rafah», según el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, quien dijo que la gente «necesita ser protegida».

Una fuente del liderazgo de Hamas dijo que un ataque a Rafah significaría la “destrucción” de las negociaciones que han estado en curso durante semanas, según Al-Aqsa TV, dirigida por Hamas.

Qatar, Arabia Saudita, Egipto y el Reino Unido se unieron a una lista cada vez mayor de países que expresaron preocupación por la ofensiva planeada por Israel.

El ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita advirtió sobre “repercusiones muy graves de atacar y atacar” la ciudad, mientras que Qatar, un mediador clave en las conversaciones entre Israel y Hamas, instó este domingo al Consejo de Seguridad de la ONU a “impedir” que Israel cometa lo que describió como “genocidio” y advirtió de una “catástrofe humanitaria en la ciudad”.

Una imagen satelital de Maxar Technologies muestra Rafah, Gaza, el 3 de febrero de 2024. (Crédito: Imagen satelital ©2024 Maxar Technologies)

En una llamada con Netanyahu este domingo, el presidente de Estados Unidos Joe Biden “reafirmó” su postura de que las FDI no deberían continuar con la operación militar en Rafah “sin un plan creíble y ejecutable” para garantizar la seguridad de los civiles, según un comunicado de la Casa Blanca.

Pero Netanyahu restó importancia a las críticas, diciendo que decirle a Israel que no entre en la ciudad del sur de Gaza era como decirle al país que perdiera la guerra.

“La victoria está a nuestro alcance. Vamos a hacerlo. Vamos a llevar a los batallones terroristas restantes de Hamas a Rafah, que es el último bastión, pero lo vamos a hacer”, dijo Netanyahu a ABC News en una entrevista este domingo.

Un funcionario israelí le dijo a CNN que Netanyahu quiere que la operación de Rafah esté completa para el inicio del Ramadán, que se espera comience a principios de marzo.

Netanyahu dijo que Israel proporcionaría un paso seguro para la población civil, pero no proporcionó detalles sobre cómo sucedería eso. «Estamos elaborando un plan detallado», dijo.

Muchos palestinos que huyen de las bombas y bombardeos israelíes han recorrido el enclave y se han refugiado en la ciudad mientras la campaña de las FDI avanzaba hacia el sur a través de Gaza.

Rápidamente se ha convertido en el hogar de una enorme población de palestinos desplazados. Imágenes de satélite mostraron la semana pasada cómo una ciudad de tiendas de campaña en Rafah ha aumentado de tamaño en sólo unas pocas semanas, a medida que más habitantes de Gaza descienden a la zona para escapar de la campaña de las FDI.

No está claro adónde podrían ir a continuación; la ciudad limita con Egipto al sur, pero la frontera con el país lleva meses cerrada.

«Los muertos están mejor que nosotros»

Para los más de un millón de palestinos en la ciudad del sur, el esperado avance hacia Rafah está causando alarma y miedo.

“Rezamos a Dios para que lo que pasó en la ciudad de Gaza no suceda en Rafah porque si sucede lo mismo en Rafah no tendremos adónde ir”, dijo Mohammad Jamal Abu Tour, un palestino que vive en Rafah.

“Si vamos a la ciudad de Gaza, Khan Younis o El Nuseirat, no encontraremos los suministros que nos proporcionaron aquí en Rafah”, añadió. «Seguimos escuchando que en la ciudad de Gaza no pueden encontrar agua potable y que comen hierba, beben del mar, que Dios los ayude».

Mahmoud Khalil Amer, quien fue desplazado del campo de refugiados de Al Shati en el norte de Gaza, dijo que se quedó en una tienda de campaña cerca de un cementerio en Rafah. «No estamos vivos, los muertos están mejor que nosotros», afirmó.

Rafah es el último centro de población importante de Gaza no ocupado por el ejército israelí.

Otras ciudades atacadas por las FDI en su misión de destruir a Hamas se han convertido en terrenos baldíos: un sombrío anticipo de lo que podría aguardarle a Rafah.

La gente del barrio de Tal El Hawa de la ciudad de Gaza describió escenas de “destrucción total” tras las operaciones israelíes en el norte de Gaza, y algunas personas dijeron que habían tenido que beber de los baños debido a la falta de agua.

«Estábamos sitiados. Intentamos regresar al norte, pero fuimos asediados aquí», dijo Abdul Kareem Al-Qaseer a un periodista que trabaja para CNN. “Todos los días hubo mártires. Todos los días hubo bombardeos. Todos los días había hambre”.

“Tuvimos que beber hasta agua de los baños. Tuvimos que beber de él y hacer que nuestros hijos bebieran de él. No había comida ni bebida”, añadió.

Olfat Hamdan dijo que había presenciado cadáveres en las calles de la ciudad de Gaza y señaló que “nadie podía arrastrarlos ni moverlos”.

“¿Qué he visto? Destrucción total: mire la escala de la destrucción”, dijo en un video encargado por CNN, mientras señalaba los edificios dañados y los escombros a su alrededor.

En la ciudad sureña de Khan Younis, donde el ejército israelí instó a un gran número de civiles a huir en los primeros días de la guerra, la devastación presenciada por CNN fue descrita como más allá de la imaginación.

Desde que las FDI centraron su campaña en Khan Younis, muchos edificios han sido completamente destruidos y los escombros removidos con excavadoras. Los que quedan en pie parecen dañados sin posibilidad de reparación. Algunos parecen ruinas de castillos medievales: paredes solitarias con agujeros donde solían estar las ventanas.

En el centro de los crecientes temores que rodean una ofensiva terrestre israelí en Rafah se encuentra el costo humano a gran escala de una guerra que ya ha infligido una crisis humanitaria catastrófica al pueblo de Gaza, incluyendo hambrunas, una hambruna inminente, un desastre médico y la muerte de más de 28.100 palestinos, según información publicada por el Ministerio de Salud de Gaza dirigido por Hamas.

 

— Martin Goillandeau, Lauren Izso, Alex Stambaugh, Ivana Kottasová, Simon Cullen, Kareem El Damanhoury, Amir Tal, Mick Krever, Eve Brennan, Khader Al Za’anoun y Hamdi Alkhshali de CNN contribuyeron con el reportaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *